AGROECOLOGÍA DEL CANNABIS:OCTUBRE.

Estamos en un mes crucial y muy satisfactorio para la gran mayoría, hemos llegado al momento de la recolección de nuestro trabajo durante estos meses. Y es ahora cuando debemos estar pendientes de que no cojan enfermedades criptogámicas nuestros cogollos, hay que evitar sobre todo los ataques de botrytis cinérea (moho gris).

En este tiempo a muchos cultivadores les entran las prisas por cosechar, aprenderemos este mes a como saber cuándo debemos de cortar las plantas. Este mes de la Luna solo veremos el lunario del mes y hablaremos del Sol. Conoceremos las virtudes de una planta muy a mano en todos los hogares; el ajo.

EL ASTRO REY; EL SOL. LUNARIO DE OCTUBRE.

La energía del Sol, en forma de luz solar, sustenta a casi todas las formas de vida en la Tierra a través de la fotosíntesis, y determina el clima de la Tierra y la meteorología. El Sol se formó hace unos 5000 millones de años, junto con todos los cuerpos celestes que orbitan a su alrededor, incluida la Tierra, forman el Sistema Solar. El Sol se encuentra en el centro del Sistema Solar, constituyendo la mayor fuente de energía electromagnética de este sistema planetario. La Tierra y otros cuerpos (planetas, asteroides, cometas…) orbitan alrededor del Sol. Por sí solo, representa alrededor del 98,6% de la masa del Sistema Solar.

La distancia media del Sol a la Tierra es de aproximadamente 149.600.000 km, y su luz recorre esta distancia en 8 minutos y 19 segundos. Su visibilidad en el cielo local determina, respectivamente, el día y la noche en diferentes regiones de diferentes planetas.

En la Tierra, la energía radiada por el Sol es aprovechada por los seres fotosintéticos, que constituyen la base de la cadena trófica, siendo así la principal fuente de energía de la vida.

También aporta la energía que mantiene en funcionamiento los procesos climáticos. La mayor parte de la energía utilizada por los seres vivos procede del Sol, las plantas la absorben directamente y realizan la fotosíntesis, los herbívoros absorben indirectamente una pequeña cantidad de esta energía comiendo las plantas, y los carnívoros absorben indirectamente una cantidad más pequeña comiendo a los herbívoros. La mayoría de las fuentes de energía usadas por el hombre derivan indirectamente del Sol. Los combustibles fósiles preservan energía solar capturada hace millones de años mediante fotosíntesis, la energía hidroeléctrica usa la energía potencial de agua que se condensó en altura después de haberse evaporad por el calor del Sol, etc. Y como no el uso directo de energía solar cada vez más mejorado y extendido, aunque en este campo aún queda mucho por investigar.

A lo largo del año, el Sol se desplaza por la noria cósmica inclinada. Se observa que cuando sube, la primavera y el verano se manifiestan sobre la Tierra en su atmósfera vivificada, mientras que su descenso provoca como respuesta una vitalización de los suelos, subsuelos y raíces. Las respiraciones mensuales de la Luna son vividas del mismo modo por la Tierra.

Por lo que respecta al Sol, manifiesta una magistral respiración anual que es el origen de las estaciones de la Tierra. Por otro lado, el Sol en su periplo pasa por delante de cada una de las 12 constelaciones zodiacales, resultado de lo cual son los 12 meses del calendario.

LUNARIO MES DE OCTUBRE:
Días favorables para trasplantar, trabajar la tierra y para germinar: desde las 5h del martes 18 hasta las 6h del jueves 20, desde las 8h del jueves 27 hasta las 6h del viernes 28, todos estos días coinciden con constelación de aire.

Días para estimular un desarrollo radicular: desde las14h del miércoles 5 hasta las 19h del viernes 7, desde las 3h del sábado 15 hasta las 20h del domingo 16, desde las 2h del lunes 17 hasta la 1h del martes 18, de las 7h hasta las 18h del lunes 24, de las 3h hasta las 7h del jueves 27, días constelación tierra.

Mejores días para cortar esquejes: cortarlos el lunes 17 mantenerlos en agua y pasarlos a tierra al día siguiente.

Días para abonar en crecimiento y promover un desarrollo vegetativo: desde las 2h del sábado 1 hasta las 4h del lunes 3, desde las 21h del domingo 9 hasta las 24h del lunes 10, desde las 18h del miércoles 12 hasta la 1h del jueves 13, desde las 7h del jueves 20 hasta las 20h del viernes 21, desde las 6h del sábado 29 hasta las 14h del domingo 30, días de constelación de agua.

Días de flor para abonar en floración: desde las 20h del viernes 7 hasta las 20h del domingo 9, de las 12h a las 17h del miércoles 12, desde las 2h hasta las 6h del jueves 20, desde las 8h del jueves 27 hasta las 6h del viernes 28, días constelación aire.

Bibliografia:
Calendario de Agricultura Biodinámica. María Thun. Ed. Rudolf Steiner
Cultivar en Armonía con la Luna y el Cielo. Xavier Florin. Ed. Susaeta

EL AJO: UNA PLANTA SANADORA.

El ajo, Allium sativum, conocido por todos, es una alternativa natural contra plagas de ácaros, babosas, minadores, chupadores, barrenadores, masticadores, pulgones, bacterias, hongos y nematodos. Se puede utilizar de varias maneras, en extracto y maceración, tenemos que tener en cuenta que los ajos si son silvestres o ecológicos, tendrán mayores principios activos, que si han recibido abonos químicos.

Es una planta perenne de la familia Lilácea al igual que las cebollas y los puerros, es cultivada como anual. Es un repelente, actúa por ingestión, causando ciertos trastornos digestivos, dejando el insecto de alimentarse. En algunos casos causa cierta irritación en la piel de las orugas. Es sistémico de alto espectro, es absorbido por el sistema vascular de la planta. El cambio de olor natural de la planta evita el ataque de las plagas, se basa en un enmascarador del olor del alimento. El extracto de ajo puede enmascarar el olor de las trampas de feromonas de algunas plagas y puede hacerlas más ineficaces, esto habrá que tenerlo en cuenta si hemos puesto alguna trampa con feromonas en nuestros cultivos.

El extracto de ajo es completamente biodegradable, no cambia el olor y sabor de los cogollos ni de las hojas, o de cualquier cultivo donde se aplique.

Sus principios activos se concentran en el bulbo, en lo que llamamos dientes de ajo, que se pueden emplear machacados, en maceración o enteros. Actúa provocando una hiperexcitación del sistema nervioso, que se traduce en repelencia, inhibición de la alimentación, inhibición del crecimiento e inhibición de la puesta de huevos. Cuando se mezcla con jabón, el ajo mata por contacto a los pulgones e insectos en general ya que el ajo sin mezclar solo actúa por ingestión, como hemos mencionado anteriormente.

Inhibe el crecimiento fungoso (enfermedades criptogámicas), se ha comprobado que el extracto de ajo combate las siguientes especies de hongos: Penicillium italicum, Aspergilus flavus, Fusarium sp., Rhizoctonia solani, Alternaria sp., Colletotrichum sp., Pythium sp., etc.

En la lucha contra enfermedades criptogámicas se emplean 150 gramos de material fresco, ó 50 gramos de material seco para 1 litro de agua, se prepara en el mismo día de su utilización y se utiliza sin diluir. Como preventivo se machacan 75 gramos de ajo y se agregan a 10 litros de agua. Se utiliza a comienzos de primavera, aplicándoselo 3 veces con un intervalo de 3 días, se aplica sobre las plantas y el suelo sin diluir.

Otra fórmula, se pican 150 grs. de ajos, se disuelven 100 grs. de jabón en 10 litros de agua. Se mezcla bien y se filtra. Es un buen bactericida e insecticida, apropiado para ácaros y pulgones.

Agua de ajo, contra enfermedades criptogámicas y bacterianas, ácaros y pulgones. También ahuyenta a los caracoles. Se utiliza 50 gr de ajos triturados en 1 litro de agua, se filtra y se añade oro medio litro de agua. Se pulveriza sobre las plantas durante 3 días seguidos.

Os animo a que empecéis a probar con el ajo seguro que os gusta y más a vuestras plantitas. Si no tenéis tiempo o ganas de fabricaros vuestros propios extractos, en el sector de los grows esta a la venta en polvo y en líquido preparado ya para utilizar.

Bibliografia Utilizada:
Preparaciones de ajo. Carlos Romaní. La Fertilidad de la Tierra nº 19. Revista de Agricultura Ecológica.

PATOLOGÍAS DEL CANNABIS:

BOTRYTIS CINEREA O MOHO GRIS

Avanzada la floración y al observar detenidamente los cogollos nos percatamos que en su interior un hongo de color gris se está desarrollando y tirando a perder gran parte de la cosecha, este es el hongo denominado “Botrytis Cinerea” (Botryotinia fuckeliana, Botytris Vulgaris, Haplaria Grisea), comúnmente llamado Moho gris.

Es un hongo que ataca a infinidad de plantas tanto ornamentales como hortícolas. En el caso del cannabis la forma de actuar de este hongo es penetrando a través del sistema vascular de la planta provocándole la podredumbre de los cogollos y su enmohecimiento típico de color blanco grisáceo. Los daños que pueden llegar a ocasionar son cuantiosos si no se actúa con eficacia.

La aparición de la botrytis viene asociada a determinadas condiciones de cultivo, como son el elevado calor y humedad, unido a una insuficiente aireación y ventilación. Circunstancias que se pueden dar en cultivos de interior cuando se acercan las estaciones de calor, ya que una inadecuada ventilación-aireación favorecerá que se mantengan unos niveles de humedad relativa del aire demasiado alto. Lo mismo ocurre en zonas húmedas de nuestro territorio, sobre todo cuando se cultivan variedades con cogollos demasiado gordos y prietos que no favorecen una suficiente aireación, provocando ello la aparición y desarrollo de este hongo patógeno. En cultivos de interior, sobre todo durante la fase de floración, hay que tener un adecuado sistema de ventilación – aireación – extracción – deshumificación (si es preciso), que nos permita proporcionar al cultivo aire fresco y renovado con una humedad adecuada que no supere más del 60 %.

Otra causa de la aparición de botrytis, y que ya vimos en el número anterior, son los restos de cogollos seccionados y las propias heces de los gusanos del cogollo (Spodoptera Exigua y S. Litoralis). Es importante mantener un control de este aspecto con revisiones rutinarias de los cogollos, con el fin de prevenir fermentaciones indeseadas que faciliten la aparición de botrytis. Una causa muy común que se da entre los cultivadores más inexpertos viene dada por una mala gestión del riego, excediéndose desmesuradamente en el aporte de agua.

Hay una mayor tendencia a padecer botrytis en suelos pesados y fríos que en suelos ligeros. Los riegos con purines puede aumentar la probabilidad de sufrir una botrytis o cualquier otra enfermedad criptogámica (provocada por hongos). Lo mismo sucede con cultivos en zonas sombrías y húmedas, así como interiores con una mala renovación de aire.

Como ya he comentado anteriormente en estas líneas, las variedades con dominancia genética índica, es decir, de cogollos grandes y prietos, son más propensas a padecer botrytis. Si tenemos en cuenta su lugar de origen entenderemos el porqué: las variedades índicas se dan en climas áridos, y las sativas se dan en climas tropicales donde la humedad relativa es elevadísima.

Un buen remedio casero, no sólo ya para la botrytis sino para cualquier tipo de enfermedad criptogámica, consiste en pulverizar tres días seguidos el suelo y las plantas dañadas con el preparado de decocción de cola de caballo, a ser posible a pleno sol. Los preparados de própolis también presentan propiedades antifúngicas, y como remedio preventivo en tratamientos semanales es genial tanto para prevenir botrytis como el indeseable oidio.

Desaconsejo totalmente utilizar fungicidas de síntesis química, antes de realizar aplicaciones con determinados productos sería mejor mirar su composición y buscar sus efectos secundarios en humanos, muchos no los usarían.

Durante el almacenamiento también se corren riesgos de padecer botrytis por no haber esperado hasta que la hierba esté lo suficientemente seca: “no guardes hierba hasta que no esté bien seca”. Si la hierba se contamina con moho será infumable por su mal sabor, su peor aroma y por ser insalubre para nuestros pulmones.

ACTIVIDADES Y ACTUACIONES DEL MES

PREPARADOS PARA LA DEGUSTACIÓN:
“COSECHA & POSTCOSECHA”

Una vez superada las fases de crecimiento y floración, se dan muchos casos en los que la impaciencia final puede con el temple hasta ahora mantenido por el cannabicultor.

El cosechar las plantas antes de hora disminuye de forma considerable la producción, pudiendo suponer en casos muy prematuros hasta más de la mitad de la cosechada, además la hierba resultante presenta unas penosas cualidades organolépticas y una resina con porcentajes muy bajos de THC.

El momento exacto de cosechar es punto de controversia y discusión entre los cannabicultores. Unos prefieren fijarse en los estigmas cuando comienzan a tomar un color marrón sobre la mitad de éstos aproximadamente, otros mediante la observación con lupa de 10 X mínimo de los tricomas glandulares, pero aun así surgen discrepancias entre los diferentes métodos.

Unos cultivadores si fijan en los estigmas como ya he dicho. Observan el cambio de color, o sea que vayan transformándose del blanco, amarillo o rosado al anaranjado, marrón ó rojizo. Entre éstos cultivadores unos dicen que cuando estén la mitad de los estigmas maduros, otros cuando estén maduros tres cuartas partes y otros cuando estén todos maduros. Este método puede ser engañoso tras haber pasado días de viento seco y tórrido (“ponentà” como se dice en mi tierra) o tras un período de lluvias, ya que los estigmas cambian de color, volviéndose del mismo tono que si estuvieran maduros y pudiendo, por tanto, llevar a la confusión al cannabicultor como ya ha ocurrido en muchas ocasiones.

El método de la lupa podríamos decir es ya algo preciso, aunque el momento de la cosecha sigue suscitando discusión igualmente. Con las lupas o microscopios con luz se pueden apreciar las glándulas o tricomas resiníferos. Las glándulas cuando comienzan a segregar resina son como diminutas bellosidades con aspecto de pequeños filamentos de cristal, con una alta concentración en cannabinoides, y los vértices o cabezas de las glándulas comienzan a engordar asemejándose a un chupa-chup. Cuando más o menos todas las glándulas tienen las cabezas hinchadas se frena la producción de THC.

Muchos cultivadores un par de días antes de cosechar las plantas comienzan el manicurado de las hojas grandes y medianas (dejando las hojas que se hallan entre los cogollos para hacer extracciones de hachis), ya que cuando éstas están verdes son más fáciles de arrancar por el peciolo. Haciendo esto también se consigue que haya menos masa vegetal para secar por lo que las plantas desprenderán mucha menos humedad al tiempo que se favorece una mejor circulación del aire por los cogollos, disminuyendo así el peligro de coger moho durante el secado sobre todo en aquellas plantas cuyos cogollos son excesivamente compactos y grandes. También resulta favorable manicurar primero las hojas grandes y medianas por que cuando la cosecha está seca es conveniente darles el menor trajín posible para evitar perder cristales de resina con los estirones, manoseos, golpes,…,etc.

Otros cannabicultores pasan de todo, cortan las plantas y las ponen a secar directamente, o bien porque les resulta engorroso o bien porque tienen vecinos que pueden verlos manicurando las plantas vivas y correr el riesgo de levantar sospechas. Aún así, las podemos cortar llevar a la zona de secado y entretenernos en quitarles el mayor número de hojas posibles (siempre sin tocar las de los cogollos), cuando estén secas del todo tendremos mucho menos que manicurar y nuestras manos, ojos y espalda se verán recompensados de no tener que estar tanto tiempo dándole a la tijera.

¡Ojo! jamás se os ocurra almacenar la marihuana recién cortada porqué se os enmohecerá seguro.

EL SECADO ES TAN IMPORTANTE COMO EL CULTIVO EN SÍ DE LA PLANTA. Con un correcto secado y adecuado almacenaje se potencian las cualidades organolépticas de la marihuana.

Una vez ya hemos eliminado las hojas grandes sólo queda poner las plantas a secar. La zona de secado ha de ser una zona con una humedad relativa del aire a ser posible constante, evitando lugares con más de un 60 %, y de temperatura también constante. El secadero ha de estar en un lugar que no permita casi la entrada de luz solar, con ésta también se oxida el THC, y ha de tener un mínimo de ventilación en caso de una humedad ambiental excesiva.

El secado no debe ser excesivo, la hierba ha de conservar algo de humedad, no mucha. Para saber con exactitud el secado idóneo presionamos los cogollos, éstos no deben deshacerse en polvo si no que deben estar crujientes pero al presionar no deben pulverizarse, sino que deben retomar en parte la forma inicial. Las hojas y ramitas de cogollos también son una buena señal, ambas deben quebrarse al intentar doblarlas, si se doblan y no rompen es porque la hierba está todavía húmeda.

Si no habéis tenido problemas durante el secado, y no han habido lluvias en los últimos días que hayan podido revenir un poco la humedad de los cogollos, a las dos semanas, tres mejor, ya podemos coger las plantas y comenzar a manicurar las hojitas pequeñas de los cogollos con suma tranquilidad y cuidado, amenizando la velada con la primera cata de nuestras queridas amigas: “¡Qué mejor recompensa para todo cannabicultor!”.

El curado es algo que no realizan muchos cultivadores, los cogollos secos de marihuana, como todo lo orgánico, están sometido a cambios que pueden llegar a mejorar las cualidades de la hierba o incluso a empeorarla, si les procuramos un lugar con escasa humedad, temperatura casi constante y sin aireación evitaremos cambios negativos (la humedad, el calor y el aire destruyen el T.H.C.). Algunos cultivadores inician el curado cuando los cogollos están del todo secos, lo hacen en cajas de madera durante un período de no más de un mes, luego lo almacenan en tarros de cristal, que es donde mejor se conserva la hierba en condiciones naturales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *