ENERGÍAS TELÚRICAS:RADIACIONES TERRESTRES.

 

¿Qué sabe el pez del agua en que nada toda su vida?” Albert Einstein.

 

Andamos toda la vida, nunca mejor dicho, sobre la tierra,…, pisando el suelo. Pero ¿conocemos lo que pisamos?. Como ya vimos en números anteriores, del cielo proceden energías que afectan directamente los ritmos vitales de todo cuanto sucede dentro de este planeta: el astro celeste, nuestra querida Tierra.

Pero de ella también emanan energías en forma de radiaciones que inciden sobre el planeta y sus habitantes. Estas radiaciones que emanan de la tierra se las conoce como energías telúricas, y pueden ser infrarrojas, radiactivas, microondas,…, las cuales generan campos magnéticos y cargas eléctricas. Pueden estar producidas por ríos subterráneos, o cursos de aire o gas, que generan la circulación de corrientes eléctricas a través de la tierra, también pueden estar producidas por fallas, intercambios bruscos en la textura del suelo…

Las radiaciones telúricas junto a las cósmicas crean un campo eléctrico. Este campo eléctrico oscila de 100 voltios/metro a 100.000 voltios/metro (dependiendo de las condiciones climáticas, siendo las de mayor voltaje en días de tormentas con rayos). La intensidad de un lugar puede oscilar entre puntos distantes a penas por unos metros.

Este tipo de lugares donde la tierra libera su tensión acumulada son lugares en los que fluyen energías que tienden a alterar los procesos hormonales y enzimáticos de las plantas y animales. Los efectos que se aprecian a primera vista son la inclinación del tallo huyendo de la zona negativa donde fue plantado, clorosis en las hojas, debilidad sanitaria por lo que hay tendencia a padecer plagas. Estos lugares son conocidos como zonas de perturbación telúrica.

Las zonas de perturbación telúrica ya eran conocidas por los chinos como “las venas del dragón” o “las salidas de los demonios”, precisamente por producir patologías a aquellas personas que pasaban gran parte del día en estos lugares. Esto nos lleva a entender el porqué algunas personas que padecen ciertos tipos de males como jaquecas continuas, insomnio, estrés,.., les desaparece tan sólo con cambiar su cama de ubicación.

Pero no siempre afecta negativamente a los seres que se desarrollan en estas zonas, algunas especies vegetales como los ficus y las higueras soportan las zonas de perturbación e incluso llegan a desarrollarse mejor. Lo mismo ocurre con las hormigas y los enjambres silvestres de abejas, así como con los gatos. Las plantas medicinales presentan una mayor concentración de sus principios activos, pero no hay estudios que corroboren que esto ocurre también con la marihuana,…,¿quién sabe?.

La radiestesia se encarga de estudiar este tipo de campos y por medio de aparatos medidores localizan las zonas de perturbación. Los zahoríes se bastan con una rama de abedul, de olivo, unas varillas en forma de L, un péndulo, …, y son capaces de interpretar las vibraciones que este tipo de zonas transmiten a su cuerpo, encontrando bolsas de agua donde aparentemente no había nada, incluso pueden llegar a especificar la profundidad a la que se encuentra la bolsa de agua, la cantidad, si es potable, etc…

Existen diversos ensayos en relación con los campos electromagnéticos y el desarrollo de las plantas. Uno de ellos, llamado el electrocultivo, aumenta la vitalidad y producción de los cultivos. El electrocultivo facilita la distribución e intercambio energético-iónico entre el cielo (+) y la tierra (-), consiguiendo evitar bloqueos y aumentando la fijación del Nitrógeno atmosférico y otros elementos. El método en sí consiste en fabricarse pequeñas antenas con varillas de 1’5 metros de largo y sobre 10 milímetros de grosor, se le suelda a la base un emparrillado que hará la función de toma de tierra, y a la parte superior se le suelda hilos de cobre de 5 milímetros. Estas antenas las distribuimos cada dos metros por el huerto enterrando la toma de tierra.

Otras técnicas consisten en la dinamización de semillas exponiéndolas al polo sur (-) de un imán permanente, con ello se aumenta su capacidad germinativa y se mejora su enraizamiento. Otra consiste en colocar un hilo de cobre enrollado en espiral a una planta, con un extremo clavado al suelo y el otro dirigido hacia arriba, lo que frena en cierta medida la tendencia a enfermar de las plantas sobre todo ante fitopatologías de carácter criptogámico.

Una forma de electrocultivo a lo grande lo forman las denominadas Torres de Fuerza de Irlanda. Estas torres, construidas por monjes en la época medieval y con forma cilíndrica, se distribuyen por toda la campiña irlandesa y están situadas de forma geodésica y astronómicamente.

El profesor Philip S. Callahan quedó sorprendido porque unos ganaderos del lugar trasladaban en barca su ganado hasta la isla de Devenish, en mitad del lago Erne, para que pastasen, pues según afirmaban era allí donde crecía la hierba más fina del lugar. En aquella Isla se encontraba una de las torres, y era a la cara norte de la misma donde más crecía la hierba, lleno de curiosidad decidió averiguar más sobre ellas.

Callahan estudió el emplazamiento de las distintas torres de Irlanda y comprobó que formaban una especie de constelación semejante al cielo nocturno del norte durante el solsticio de Diciembre. La estrella polar estaba claramente definida por la torre del monasterio de Clonmacnoise en la llanura central de Irlanda, junto al río Shannon. De ahí extrajo la sorprendente teoría de que las torres pudiera ser que fueron construidas como antenas para capturar radiaciones cósmicas. Las Torres estaban construidas con piedras paramagnéticas, como caliza, basalto o de arenisca.

En sus estudios Callahan demostró por medio de ensayos con réplicas a escala que las torres eran antenas magnéticas sintonizadas utilizadas para captar, almacenar y liberar ondas cósmicas, que fertilizaban los campos de los monjes.

Thomas C. Quackenboss, en sus tierras al norte de West Menphis, en Arkansas (E.E.U.U.), llevó a cabo la primera comprobación en el campo de trabajo de la teoría de Callahan sobre las torres irlandesas. En un primer ensayo construyeron tres tubos de drenaje de barro cocido de 1’8 m por 30 cm de diámetro, lo rellenaron con basalto granulado, y coronadas por un cono hecho de basalto y cemento. El feliz resultado fue un aumento significativo de la cosecha. Al año siguiente colocaron 21 torres de fuerza igual a las del año anterior, y para conseguir aumentar la efectividad de las radiaciones cósmicas las colocaron sobre cruces de venas de agua con las superficiales líneas ley (la línea recta entre crestas de colina). Los resultados fueron extraordinarios, ya que obtuvieron la segunda mejor cosecha de su historia precisamente en un año en el que la sequía fue la reina. Obtuvieron mucha lluvia al contrario que el resto de sus vecinos, que vieron impotentes como mermaron sus cultivos por falta de agua.

El feng-shui, ciencia tradicional china, se encarga de observar este tipo de energías de los lugares, favoreciendo en la medida de lo posible el correcto fluir de la energía. Esto se tiene en cuenta en la arquitectura y decoración. Su significado literal es “Viento-agua”, aplicándose a la casa y su entorno, buscando la mayor hilaridad y equilibrio entre los habitantes del lugar. Esta ciencia la podemos llevar a la práctica en nuestro cultivo de interior, mejorando el equilibrio energético del lugar.

En otros números intentaré ir ahondando más profundamente sobre temas energéticos, tan desconocidos y tan presentes en nuestras vidas.

 

MIGUEL GIMENO

 

 

2 pensamientos sobre “ENERGÍAS TELÚRICAS:RADIACIONES TERRESTRES.”

  1. Sr Gimeno

    Es mi primera vez que he ingresado a su pagina y estoy muy interesado en conocer mas sobre “Energías Telúricas:Radiaciones terrestres.”
    Tienen ustedes algun tipo entrenamiento on-line, o donde pueda documentarme?
    Soy de Nicaragua y creo que esto podria ser de mucha utilidad para los que tenemos fincas, o ranchos pequeños donde se pudiera aprovechar los recursos naturales ya que no hay mucha disponibilidad de efectivo.

    Gracias,

    Bay Rivera

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>