CULTIVOS INVERNALES

 

Con las sativas más tardías todavía en el suelo, pero secando y manicurando las plantas más tempranas de la cosechada de temporada, las arcas están desbordantes aunque sabemos que no siempre conseguimos que la cosecha llega a empalmar con la del año siguiente. Las dividimos en raciones mensuales, pero entre fiestas, cumpleaños y días de guardar, nos solemos desmadrar más de la cuenta y las arcas comienzan a vaciarse para nuestro pesar.

Algunos cultivadores comienzan a instarla sus cultivos de interior con luz artificial, pero algunas regiones del territorio español permiten a los cannabicultores más activos seguir cultivando cannabis de calidad durante el invierno. La marihuana necesita unas temperaturas superiores a 10 ºC para un normal desarrollo. Evidentemente son pocas las zonas del territorio español que gozan de inviernos suaves sin heladas, pero en esas afortunadas zonas como lo son las del litoral mediterráneo, el valle del Guadalquivir, Huelva, Canarias,…., permiten a los más avispados adentrarse en otra forma de cultivar cannabis como son los cultivos de invierno..

Antes de comenzar un cultivo de invierno hay que intentar comprender y tener claro como se comporta la marihuana durante el invierno. El fotoperiodo durante el invierno es apto para la floración, y según hemos podido observar algunos cannabicultores de mi comarca las plantas de marihuana no comienzan a florecer hasta que han pasado al menos de mes y medio a dos meses (dependiendo de la genética de cada planta). Al igual que los humanos, las plantas necesitan cierto período de tiempo para poder ser fértil y dar lugar a descendencia, a este período de tiempo lo hemos denominado “madurez reproductiva de la marihuana”.

Teniendo en cuenta la corta madurez reproductiva y junto con la disminución del período, las plantas no crecerán más de 70 cm, pudiendo llegar a producir de 20 a 40 gramos/planta, por lo que su dieta será menos cuantiosa que en cultivos de temporada. Muchos cannabicultores para contrarrestar el corto fotoperíodo, y su consecuente crecimiento pobre, instalan una luz artificial para completar el fotoperíodo de crecimiento, esto es 18 horas, aunque para reducir el consumo energético aumentándolo a 16 horas es suficiente. Lo que hacen es encender la bombilla cuando comienza a oscurecer y la dejan encendida hasta completar las 16 ó 18 horas, repitiendo la operación cada día. Cuando consideran óptimo el tamaño de sus plantas para iniciar la floración dejan de utilizar la bombilla y las plantas comienzan a florecer.

A la instalación de la bombilla estoy de acuerdo siempre y cuando el cultivo sea en un balcón donde el espacio es reducido, ya que si disponemos de espacio suficiente no hay razón para colocar la bombilla por que podemos practicar cultivos escalonados (que a continuación describiré).

Como ya he dicho, las plantas comienzan a florecer al mes y medio, más o menos, y siempre que dispongamos del espacio suficiente, bien porque disponemos de jardín o de una amplia y soleada terraza, lo que podemos hacer son siembras escalonadas que nos permitirán ir cosechando escalonadamente nuestras plantas de invierno.

Aunque a priori alguno pueda pensar que es más conveniente sembrar toda la superficie disponible de golpe que hacer siembras escalonadas, los motivos de hacer siembras escalonadas son varios, la propia obtención de una cosecha escalonada es igual a realizar menos trabajo de golpe, pero sobre todo la mayor ventaja es evitar la pérdida total de la cosecha por una fuerte helada inesperada, ya que como nadie sabe con exactitud cuando hay riesgo de padecer heladas, practicando siembras escalonadas evitas que por ejemplo pille una helada a todas las plantas en floración (durante la floración es cuando más afecta el frío a las plantas, excepto cuando acaban de brotar y aún son plántulas pequeñas y tiernas).

Los efectos causados por el reiterado frío comienza cogiendo las plantas un color morado, a lo que sigue el cese de la producción de flor, y su posterior secado y muerte.

Podemos comenzar la primera siembra en el mes de Septiembre, cuando estén las plantas de temporada a punto de ser cosechadas. Yo haría cada siembra de 1 m2, eso sí que no sea en el mismo lugar donde estaban las plantas de temporada, acordaros de la rotación de especies para evitar que terminemos padeciendo con los años problemas con los nemátodos.

Más o menos se trata del mismo concepto del espacio y número de plantas que en un cultivo de interior con luz artificial, en cada metro colocaría sobre 16 a 25 plantas separadas de unos 20 a 25 centímetros entre sí. Aunque lo pueda parecer no es un número excesivo de plantas para tan reducido espacio, ya que hay que restar el número de machos, que es bastante más elevado que en temporada, así como el número de posibles plantas hembras que puedan sucumbir ante el frío sin poder formar completamente sus racimos de cogollos.

Realizando sucesivas siembras mensuales en Septiembre, Octubre, Noviembre, Diciembre y la última en Enero, nos darán un total de 5 cosechas escalonadas. Las siembras que se realizan pasado el mes de Enero corren un grave riesgo de que la planta interrumpa la floración y comience a revegetar causa del aumento sucesivo del fotoperíodo solar. Las cosechas las iremos realizando, evidentemente, de forma escalonada, más o menos desde Diciembre la primera hasta finales de Abril que será la última.

Para aumentar el tamaño de las plantas y reducir el riesgo de heladas, muchos cannabicultores avispados se construyen invernaderos donde hospedan a sus plantas durante el invierno. Un invernadero ha de tener orientación sur y debe estar a ser posible resguardado de los vientos del norte, ya que de esta forma se consiguen ganar varios grados de temperatura, y aún se aumentarán más si la cara interior del plástico del lado Norte del Invernadero se halla forrada de material negro. El gran inconveniente de los invernaderos es el conocido efecto invernadero, ya que en una fría noche si se llegan a temperaturas inferiores a –4 ºC, el interior del invernadero permanecerá a esta temperatura hasta prácticamente media mañana con el consiguiente peligro de congelación de las plantas. Mantenernos informados sobre el clima de la zona es vital para un buen cultivador, ya que si hay riesgo de helada al caer la noche podemos cubrir nuestro invernadero con mantas viejas, esterillas, cartones, sacos, etc., que dejaremos firmemente fijadas para evitar que el viento se las lleve. A la mañana siguiente y con la salida de los primeros rayos solares las retiramos del invernadero para que el astro rey las bañe en calor. Los preparados que contienen Sílice, como la decocción de Cola de Caballo, son ideales para el invierno, ya que el Sílice refuerza a las plantas contra el frío y la humedad, también el jugo de valeriana diluido y pulverizado sobre las plantas la misma tarde de una noche con riesgo de helada.

Algo que también hemos comprobado y que ya he dicho anteriormente es que no todas las plantas hembras llegan a ser cosechadas, por lo que pensar en utilizar semillas de bancos para un cultivo de invierno puede resultar un caro fracaso. De todas las variedades que he visto en invierno, sólo ha habido una variedad en la que todas y cada una de las hembras que se manifestaron se llegaron a cosechar, y es ni más ni menos que mi querida “Mexican Sativa”, algo que me sorprendió ya que pensaba que las variedades índicas compradas funcionarían mejor en invierno que el resto. A la Mexican-Sativa sólo se acercó la Skunk-Ché, polihíbrido sativo de Valencia, que estamos seleccionando e intentando adaptarla al clima del levante español. Casi ninguna planta de semillas compradas llega a cosecharse durante el invierno. Con ello os quiero decir que yo utilizaría todas las semillas que tengáis por ahí, incluso híbridos que hayais hecho u os lo hayan dado, pero si preferís comprar semillas a pesar de todo intentad que no sean de las caras, es un consejo. Una apuesta interesante sería intentar sembrar semillas suizas de marihuana que estén producidas para climas de alta montaña.

La gran ventaja del cultivo de invierno es la casi ausencia total de plagas, lo que es algo más que satisfactorio. También la gran mayoría de sirleros de plantas desconocen que se pueda cultivar en invierno, o bien el pequeño tamaño de las plantas no delata su presencia y no pueden ser avistadas de ningún lugar, reduciendo por tanto la posibilidad de sufrir el hurto de tu apreciado tesoro. Lo mismo ocurre con las incautaciones policiales, ya que bajan la guardia tras la cosecha de temporada y cesan la injusta búsqueda de LEGALES CULTIVOS CASEROS PARA AUTOCONSUMO.

MIGUEL GIMENO

10 pensamientos sobre “CULTIVOS INVERNALES”

  1. Saludos Samuel,
    Me a gustado tu articulo, es muy completo.
    Este año lo quiero volver a intentar. En 2003 conseguí culminar con éxito un cultivo
    invernal. Creo recordar que fue a finales de septiembre, la variedad no la recuerdo pero se que era una semilla obtenida de la cosecha a finales de verano.
    Las plantas median 30/40 cm y la ausencia de insectos fue total. El ciclo vital es más corto en invierno, las recogí el 22 de diciembre. Desde entonces pienso que estaría bien estudiar a fondo los cultivos invernales. Lo volví a intentar el año pasado con semillas feminizadas White widow del grow. Esta vez se quedaron a un palmo y comenzaron a florecer, además la calidad dejába mucho que desear.
    Este año lo volveré a probar con las semillas que recoja y en un invernadero que voy a comprar online a una empresa alemana (Jago24 online). Los precios en los paises centroeuropeos son bastante más económicos que en España porque con el clima frío se utilizan mucho los invernaderos y “consecuentemente” se venden más baratos.
    Para que os hagáis una idea uno de 5 metros cuadrados en España puede costar unos
    400 euros y en Alemania sobre 200/250 más 15 de envío. Estan muy bien, son de aluminio y policarbonato molecular.
    Ya os contaré como ha ido todo.
    Saludos cordiales,
    José Luis

  2. hola necesito saber si puede ser que mi planta ya este liste para cocechar, ya que si bien la veo llena de flores chiquita y con sus pelitos ultra marrones, la planta no tiene mas de 60 cm de altura, con 5 meses de vida (la puse en maceta el 1 de abril) tengo miedo de pasarme de espera y que se empiece a caer las flores x madura, qué tendria que ver yo en la planta para que me de cuenta si estapara cocechar o seguyir esperando, gracias, saludos!!

  3. Hola Guadalupe, depende de la variedad que tengas puede que si que ya este lista para cosechar, tienes que intentar ver toda la planta en su conjunto, ver si ya esta toda la planta entera madura, para asegurarte debes de observar que ya esten casi todos los pelitos que tú dices marrones, a parte sería aconsejable que con una lupa de aumentos vieras como estan los tricomas (resina) de los cogollos, deben de estar blancos opacos y algunos de ellos color ambar. También depende de tu gusto, puede que te guste fumarla en su punto, antes de tiempo o madura, ahi eres tú la que decide cuando cortarla, espero que te haya servido la información, si tienes alguna duda más vuelve a mandarme tus dudas, un saludo

    Juanjo

  4. buenasss ! tengo una duda q seguro q tu juanjo me la vas a resolver… estoi con un cultivo invernal q empeze a germinar el 17 de diciembre y bueno la verda es q no me va nada mal ya q este invierno se comporta bastante bien en la zona q estoi , las meto por la noche en casa no vaya a ser q de pronto venga una helada y me las joda. Cuando alcanzan el mes y medio de vida las plantas por el foto periodo comienzan a florezer ( no es mi caso ya q mañana hacen el mes de vida y sigen con el crezimiento ) mi duda es…. quiero ponerles luz artificial para completar las 16 horas de luz para q no se me queden enanitas a la hora de cosechar.. y no dispongo de nada mas q bombillas de bajo consumo de estas para la casa , lamparas de escritorio y tal.. se q con eso no crezeran ni de coña , solo con sol o lamparas de cultivo indoor crezen las niñas pero podria cortarles la florazion ??? agradeceria mucho tu consejo.

    Un saludo y buenos humoss!

  5. Hola Alexander, conozco cultivadores que lo hacen como tu quieres hacerlo, no vas a obtener un crecimiento explosivo de tus plantas pero si que vas a ir alargando el período de crecimiento con lo que tus plantas poco a poco irán creciendo un poco más. Debes de tener en cuenta que la floración se la vas a retrasar y deberás tener cuidado que no se alarge demasiado el crecimiento, yo las haría crecer hasta mediados de febrero como máximo y luego las dejaría florecer para no tener problemas a partir de mediados de abril que es cuando las plantas te podrían revejetar de nuevo y detenerse la floración.

    Un saludo, salut

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *