USO DE MICROORGANISMOS EN AGROECOLOGÍA

 

     A-través-de-las-m-vellosida       En un mundo en el que cada vez es más común oír hablar de técnicas como la Biofertilización nitrogenada, Tecnología E.M. (Microorganismos Efectivos), Micorrización,…., continuar con la impronta de seguir investigando “super – abonos” de síntesis química en busca de la panacea de cultivo me parece cuanto menos obsoleto. Las grandes multinacionales han comenzado a ser conscientes de la necesidad de un gran cambio, de hecho, la segunda revolución industrial será de carácter ecológico, en busca de negocios que permitan una sostenibilidad contínua cosa que no ofrece la actual industria y el comercio mundial, y todo ello por propia supervivencia, simplemente una adaptación más de una especie por sobrevivir.

            En estas líneas vamos a exponer algunos de los actuales estudios que están ligados con el uso de diversos microorganismos en aplicaciones agroecológicas, lo que a mí opinión es la puerta de entrada hacia una nueva era de la agricultura. Muchos investigadores huyendo del condenado a muerte sistema de agricultura convencional (que podríamos definir que se halla en el corredor de la muerte por tiempo limitado), han apostado por abrir nuevos caminos de investigación dentro del mundo agrícola con el lema de producir por medio de la sostenibilidad del sistema agropecuario y con la máxima de no contaminar ni a propios ni a extraños.

            Tras la observación y el estudio de la propia naturaleza en la que, si tenemos en cuenta como era realmente el planeta tierra en sus orígenes y como ha evolucionado hasta hoy, nos damos cuenta que hay organismos que son capaces de depurar y transformar la tierra para que sea bio-habitable. En un gramo de tierra hay millones de microorganismos que cumplen un papel específico en la naturaleza, que hacen que sea tal cual es. Pero retornemos al pasado de una tierra en ciernes, donde la vida animal y vegetal era imposible, un planeta con una atmósfera cargada de gases tóxicos, con lluvias ácidas por doquier, mares de ácido sulfúrico, temperaturas extremas,…., pero gracias a los primeros habitantes, es decir, a los microorganismos que provinieron del cosmos, se convirtió en un planeta plagado de vida.

De observar el metabolismo terrícola, en la que se entiende a la tierra como un solo ente, resultado de la interacción de los múltiples organismos que habitan en ella y de las condiciones cósmicas a las que están sometidos, surgen diversas cuestiones que cabe plantearse, ¿podemos revertir el proceso degenerativo de las actuales tierras de labranza y el debilitamiento genético de toda la cadena trófica, en la que estamos incluidos los humanos?, resumiendo ¿podemos cambiar el rumbo hacia la extinción de nuestra especie por agotamiento de recursos?.

Como resultado a estos planteamientos surgen ideas como la Biofertilización Nitrogenada por medio de microorganismos que presentan la capacidad de fijar el Nitrógeno atmosférico en el suelo, el de la combinación de Microorganismos Efectivos de carácter anaerobio y aerobio del profesor Teruo Higa, el fenómeno extendido de Micorrización para mejorar la capacidad de las plantas superiores de absorber agua y nutrientes y evitar otro tipo de parasitaciones, o él propio uso Microorganismos en la lucha biológica contra determinadas plagas, tal cual hacemos los cannabicultores mediante el uso de Bacilus Thurigiensis, bacteria que ataca a la oruga del cogollo y a la de la hoja.

 En-el-trasplante-es-cuando-           La técnica de la Biofertilización Nitrogenada se presenta como una técnica que siendo ancestral para nuestra propia naturaleza, pues es un hecho que se produce cada segundo en nuestro suelo, es imitada y potenciada para ser usada a gran escala en la Agricultura. La implantación y futuros desarrollos de la técnica de la Biofertilización Nitrogenada se hace indispensable para que la Agricultura Ecológica termine de despegar y se imponga en esta batalla que supondrá el inicio de un gran cambio. Con el uso de bacterias capaces de fijar un nutriente tan preciado en la agricultura como es el Nitrógeno conseguiremos frenar nuestra huella ecológica de forma considerable, ya que al no precisar de nitrógeno procedente de la industria química dejamos de contaminar en la obtención de un abono que está en el aire, solo hay que fijarlo en el suelo por medio de unas simple bacterias, al tiempo que al no aplicar este tipo de abonados en los suelos evitamos el peligro de contaminación por nitratos y nitritos de los propios alimentos, en nuestro caso la marihuana, así como de las tierras de cultivo, lo que produciría por lixiviación que también se contaminaran  las aguas subterráneas.

    Plantas-que-han-sido-inocul (2)        El Nitrógeno fijado por medio de este tipo de bacterias tiene la gran peculiaridad de quedar fijado a la altura de la rizosfera (parte de la tierra donde se encuentran las raíces) y a disposición de las plantas superiores, en cambio, en el uso de abonos nitrogenados de síntesis químicas se producen pérdidas de hasta el 50 % por lixiviación, lo que conlleva como ya hemos dicho a la contaminación de los acuíferos y de toda la cadena trófica que de ellos depende.

            En biofertilización nitrogenada las bacterias a las que más se recurren son del género Rhizobium, Azotobacter y Azospirillum. Estas bacterias presentan diversos mecanismos que mejoran el desarrollo de las plantas superiores que se desarrollan en tierras por ellas colonizadas. Algunas son capaces, como ya hemos citado, de fijar el nitrógeno atmosférico y de suministrárselo a las plantas como nutriente, también de sintetizar fitohormonas diversas o enzimas que regulan el crecimiento y desarrollo de las plantas en todos sus estadíos, y otras bacterias pueden solubilizar minerales de fósforo para que puedan ser asimilados por las plantas.

Plantas-que-han-sido-inocul (3)La técnica conocida como Tecnología E.M. (Microorganismos Efectivos) descubierta por el profesor nipón Dr. Teruo Higa, y del que ya se ha hablado en este medio de forma extensiva en números anteriores, también se presenta como otro arma a tener en cuenta a la hora de recuperar para la agricultura suelos muy degenerados y deteriorados por la actual agricultura convencional. Explicando de forma resumida podríamos decir que existen microorganismos que se encargan de desencadenar procesos de regeneración, a los que se les llama Microorganismos Anabióticos, y otros que causan procesos degenerativos que son los Microorganismos Degenerativos o Patogénicos. Los microorganismos utilizados en la Tecnología E.M. son evidentemente Anabióticos: bacterias fotosintéticas, bacterias de ácido láctico, levaduras, hongos, y actinomycetes efectivas (algunas son aeróbicas -respiran oxígeno-  y otras son anaeróbias). Cuando se combinan dichos microorganismos y proliferan en el suelo en cantidad suficiente, se produce un aumento de los niveles de antioxidación así como de las concentraciones energéticas, que mejoran los procesos nutritivos, al tiempo de purificar el aire y el agua presentes en el mismo, todo ello causa una intensificación del crecimiento de las plantas cultivadas.

Plantas-que-han-sido-inocul (4)La palabra Micorriza, viene dada por los términos MYKOS del griego que quiere decir “hongo” y RHIZA del latín que significa “raíz”, traducido literalmente quiere decir hongo de raíz. La micorriza es por tanto una asociación simbiótica resultado de la convivencia y ayuda recíproca entre un hongo y una planta superior, es simbiosis tremendamente importante pues el 90-95 por ciento las plantas superiores se hallan colonizadas por micorrizas. A diferencia de los hongos fitopatogénicos, las micorrizas colonizan las pequeñas raíces de plantas llegando a tal punto de forma incluso parte de ella. El micelio del hongo, que está compuesto por infinitud de hifas a modo de sistema radical se encarga de facilitar a la planta la absorción de nutrientes y agua, del mismo modo que al aumentar el área del sistema radical, se refuerza la fijación y el anclaje al suelo. A cambio los generosos hongos, dada su incapacidad de realizar la fotosíntesis, reciben de la planta huésped los hidratos de carbono que necesitan para realizar sus funciones metabólicas.

Las micorrizas mejoran la asimilación de nutrientes y agua, aumenta la resistencia de las plantas huésped ante situación de estrés (sequía, desequilibrios del pH, exceso sales, viento,…), regula la evapo-transpiración, mayor resistencia frente a patologías. El efecto de aumentar el sistema radical de las plantas se manifiesta en una mayor capacidad de retener las partículas que integran el suelo, lo que se traduce en una reducción de la erosión y de las pérdidas de nutrientes por lixiviación. Consecuencia de esta mejora de la estructura es el aumento en la retención de agua, mejora de la aireación y de la degradación de material orgánico. También movilizan el flujo masal de nutrientes en el suelo, esto es un aumento de la productividad de las  tierras de cultivo derivada del crecimiento de su fertilidad

Plantas-que-han-sido-inoculEl campo de los microorganismos en aplicaciones agrícolas es un basto mundo todavía por explorar, en el que cada paso que se da en el día a día de la investigación son futuras bases de la revolución del sistema agrario. Espero que un futuro mediato nuestros investigadores y científicos centren sus miras en un solo objetivo: “Evolución Sostenible”.

MIGUEL GIMENO.

Fuentes de información:

-“El uso de Bacterias fijadoras de Nitrógeno en Agricultura Ecológica”.

T. Hernández, C. García, J.A. Pascual y Mª M. Hernández.

-“Una Revolución para salvar la Tierra”.

Dr. Teruo Higa.

-“La Fertiliadad de la Tierra”.

E.E. Pfeiffer.

-“Las Micorrizas: Alternativa Ecológica para una Agricultura Sostenible”

Bernaza, G. y M.A. 2006.

TRATRAMIENTOS COMBATIVOS

 

   Cuando-la-dejadez-conlleva-         Cuando no hemos realizado tratamientos preventivos o incluso aún habiéndolos realizado sufrimos un ataque severo de alguna plaga hemos de pasar a la acción de lucha directa mediante la aplicación de tratamientos combativos.

       Los-tratamientos-combativos     Los tipos de patologías más comunes en cannabis suelen ser las causadas por hongos como la botrytis y el oidio, y por ataques de insectos como la araña roja, el pulgón, los trips y gusano del cogollo, aunque existen otros organismos que pueden atacar al cannabis, estos ejemplos citados son los más típicos sin lugar a dudas.

            Una vez comienzan a reproducirse y multiplicarse la botrytis, el oidio o cualquier otra enfermedad criptogámica, debemos pasar a la acción inmediata practicando tratamientos de antifúngicos. El sulfato de cobre junto al Azufre son dos productos muy utilizados en la agricultura para combatir hongos, pero a menos que las plantas estén Para-luchar-contra-el-gusanen fase de crecimiento yo no utilizaría estos tratamientos. También podemos utilizar jabón potásico alternando los tratamientos con extracto de própolis, al igual que mezclar en el mismo tratamiento a partes iguales decocción de cola de caballo y purín de ortiga. Los  tratamientos contra enfermedades fúngicas hay que practicarlos a pleno sol a ser posible, ó cuando las lámparas estén encendidas.

 Si-entra-una-plaga-en-el-in           Contra insectos tenemos un amplio abanico de insecticidas ecológicos que podemos utilizar. Cabe destacar entre este amplio abanico de posibilidades los extractos de Derris Elíptica, de Rotenona, de Piretrina natural, y el de aceite de Neem. Dependiendo del fabricante y la concentración del producto deberemos realizar más o menos tratamientos, pero siempre siguiendo las indicaciones del fabricante del producto, ya que de no hacerlo podemos obtener resultados no deseados que pueden afectar a la metabolismo de la propia planta tratada. En este caso también podemos alternar los tratamientos de insecticida con pulverizaciones de extracto de propolis.

MIGUEL GIMENO