MÉTODOS DE CONTROL DE CARACOLES Y BABOSAS; TAREAS DEL MES DE ABRIL.

“EN ABRIL, AGUAS MIL”

Llegó tarde pero llegó el invierno; este año podemos ver como el invierno ha sorprendido a más de un canabicultor, ya se pensaba que no iba a llegar el frío, la verdad que un año sin frío no es un año normal, hay que agradecer al frío invernal que controla las plagas, los virus y todo tipo de enfermedades, imaginaros un año sin este tipo de control natural, y veríamos mermar nuestras cosechas debido a la posibilidad de sufrir más plagas y enfermedades, que no hubieran sido controlas por este frío. A partir de ahora debemos de estar bien atentos porque al haberse retrasado tanto el invierno, podría hacernos una visita de nuevo para despedirse y dar paso a la tan esperada primavera un poco más tarde de lo habitual, ya que es en el mes de Abril cuando se realizan una gran cantidad de trasplantes debemos de poner por las noches a resguardo nuestras plantitas o protegerlas de alguna forma, para prevenir la posibilidad de que algún día bajen las temperaturas y puedan acabar con todas ellas y encontrarnos a la mañana siguiente con que el frío las ha quemado, es probable que ocurra todo lo contrario y que suframos una avanzadilla del calor del verano, así que no nos cabe más remedio que en estas fechas estar atentos al clima. Si sabemos que van a bajar las temperaturas podemos rociar las plantas con valeriana, esto las protegerá frente a las heladas, la cola de caballo posee gran cantidad de sílice y por ello es bueno utilizarla, las plantas que hayan sido rociadas con cola de caballo captarán mejor la luz debido al sílice, y si por el contrario suben las temperaturas y tenemos plantas o semilleros en invernadero, los mantendremos bien ventilados.

babosilla1.jpg

En este mes también recolectaremos las plantas medicinales, para hacer nuestros preparados a base de plantas por ejemplo; el diente de león, milenrama, manzanilla, ortiga, valeriana, etc.

Podemos sembrar en las parcelas que no vayamos a utilizar un abono en verde, para proteger y regenerar el suelo.

Las fechas más indicadas para el transplante de nuestra rama serían del día 1 al 6, el día 26-29 y 30.

Si se diera que tenemos un mes lluvioso, tendremos que proteger a las plantas frente a los caracoles y babosas y frente a las enfermedades criptogámicas, para los hongos utilizaremos decocciones de cola de caballo y para los caracoles y babosas que son plagas similares. Tienen su mayor actividad durante la noche y en días oscuros, húmedos y nublados, en días soleados se esconden en zonas húmedas. Existen diferentes métodos de control, vamos a hablar de los controles más naturales:

caracol.jpg

  • Uno de los métodos más eficaces es la recolección manual, si se practica regularmente, es preferible buscarlos al anochecer con una linterna, una vez recolectados podemos bien matarlos y enterrarlos en la tierra a una profundidad de unos 10 cm, para evitarnos el problema de las moscas y a la vez le añadimos nutrientes al suelo, si los matamos y los dejamos fuera esto atraerá a otros caracoles y babosas además de moscas. O podemos utilizarlos para el consumo humanos ya que los caracoles son ricos en proteínas ( 5 a 6 veces mayor que la carne de bovinos), tienen un elevado contenido de minerales y escaso porcentaje de lípidos (grasas) sin colesterol dañino, por este motivo y por sus bajos costos de mantener es una carne de excelente calidad.

  • Se puede colocar barreras alrededor de las plantas o semilleros, hechas con ceniza, serrín que habrá que ir reponiendo ya que con la húmedad van perdiendo eficacia, evitaremos en lo posible el acumular demasiada ceniza y serrín ya que pueden perjudicar el suelo. Otra barrera puede ser colocar una lámina de cobre alrededor del tallo, los caracoles y babosas sufren una reacción desagradable ante el cobre.

  • Podemos colocar trampas, como cartones, tejas, macetas que no vayamos a utilizar, ya que finalizada la noche los caracoles se refugiaran debajo y solo tendremos que ir recogiéndolos manualmente todas las mañanas. A éstos les encanta la levadura de cerveza, podemos enterrar al ras del suelo yogurts y llenarlos hasta la mitad de cerveza, los caracoles atraídos por la cerveza caerán y se ahogaran, los podemos ir cogiendo todos los días.

  • Recetas naturales para atajar a caracoles y babosas; “RABANO PICANTE armoracia rusticana”, hervir 3 litros de agua, añadir dos tazas de cayena, una porción de raíz de rábano picante macerada o molida, dos tazas de hojas de geranio, dejar reposas la mezcla durante una hora para que se enfríe y luego pasar por un tamiz y aplicar. “CASCARA DE NARANJA”, la naranja y otros cítricos contienen pesticidas naturales como la limonia y el limalol. Estos compuestos pueden ser empleados contra insectos de cuerpo blando como áfidos, cochinillas, caracoles y como repelente de hormigas. Hervir dos tazas de agua y poner la cáscara de una naranja, dejar en reposo 24 horas, tamizar la solución y mezclar con una cucharadita de jabón neutro, aplicar.

Y como último y más importante ya que en este apartado de CAÑAMO es lo que más valoramos y a preciamos la MADRE NATURALEZA, tenemos la ayuda de los predadores naturales, hay que proteger y potenciar la presencia de erizos, sapos, patos, gansos y aves.

el-caraco.jpg
No es recomendable la utilización de cebos de metaldehído, sobre todo si en la parcela de cultivo tienen acceso niños y animales domésticos.

Que empecéis todos con buen pie en esta primavera y que tengáis buena Luna Planetaria del Perro que perfeccionéis lo que hacéis con vuestro amor incondicional…

Fdo: Juanjo Gimeno

LUNA SOLAR ROJA tono 9

PRODUCTOS AUTORIZADOS PARA LA AGRICULTURA ECOLÓGICA.

¿Qué es la Agricultura Ecológica?

Los términos Agricultura ecológica, biológica, orgánica, biodinámica o biológico-dinámica, definen un sistema agrario cuyo objetivo fundamental es la obtención de alimentos de máxima calidad respetando el medio ambiente y conservando la fertilidad de la tierra, mediante la utilización óptima de los recursos y sin el empleo de productos químicos de síntesis.

Principios Generales.

– Trabajar con los ecosistemas en vez de intentar dominarlos.

– Fomentar e intensificar los ciclos vivos dentro del sistema agrario, que comprenden los microorganismos, la flora y la fauna del suelo, las plantas y los animales.

– Mantener o aumentar a largo plazo la fertilidad de los suelos principalmente mediante la fertilización orgánica (estiércol, compost, abonos verdes).

– Emplear al máximo recursos renovables y utilizar eficientemente los recursos energéticos.

– Proporcionar al ganado las condiciones de vida que le permitan realizar todos los aspectos de su comportamiento innato.

– Evitar todas las formas de contaminación que puedan resultar de las técnicas agrícolas.

– Mantener la diversisdad genética del sistema agrario y de su entorno, incluyendo la protección del hábitat de plantas y animales silvestres.

– Permitir que los agricultores obtengan una renta adecuada y realicen un trabajo gratificante, en un entorno laboral saludable.

– Crear un vínculo de apoyo mutuo entre productor y consumidor.

– Utilizar como modelo a la misma Naturaleza, extrayendo de ella toda la información posible, enriquecida con los actuales conocimientos técnicos y científicos.

– Entiende el suelo como un medio vivo,m cuidándolo y mimándolo, evitando su erosión mediante el empleo de cubiertas vegetales, rotaciones equilibradas, policultivos…

– Aportan a los animales unas condiciones de vida adecuadas a su especie, aportándoles alimentos ecológicos, sin reguladores de crecimiento ni aditivos, y cuidando su salud mediante técnicas naturales.

– Utiliza para el control de plagas y enfermedades, productos y métodos naturales, siendo respetuosa con el medio ambiente y, por tanto, respetuosa con las generaciones actuales y futuras.

Es objetivo de la agricultura ecológica producir alimentos no sólo de elevada calidad nutritiva, sino tambieén en suficiente cantidad. Las normas para la agricultura ecológica hubieran podido ser aún mucho más restrictivas, pero en agricultura ecológica no se pretende producir artículos de lujo, sino alimentar a la mayor cantidad de población posible.

Fertilización.

Es fundamental para mantener la fertilidad del suelo que se prescinda de los productos químicos solubles, porque inhiben la actividad de los microorganismos del suelo. En cambio la correcta fertilización basada en la materia orgánica proporciona el medio en que éstos se desarrollan. Los microorganismos del suelo son fundamentales para que se liberen los nutrientes que la planta necesita, ya sea descomponiendo la materia orgánica o solubilizando los que estuvieran en forma mineral.
La fertilidad y la actividad biológica del suelo deberán ser mantenidas o incrementadas, en primer lugar, mediante las prácticas siguientes:
– El cultivo de leguminosas, abono verde o plantas de enraizamiento profundo, con arreglo a un programa de rotación plurianual adecuado. Las rotaciones de cultivo son fundamentales en agricultura ecológica para mantener la fertilidad del suelo a lo largo del tiempo. Se procura alternar cultivos de familias diferentes, cultivos con raíz superficial y cultivos con raíz profunda, y cultivos de los que se aprovecha el fruto o la flor con cultivos de los que se aprovecha el tallo y con cultivos de los que se aprovecha la raíz. De esta forma se aternan cultivos con necesidades nutritivas complementarias. Así mismo, dentro de la rotación, se hacen abonos verdes, o cultivos a los que no se deja echar semilla, sino que se siegan y se entierran antes.

– La incorporación de estiércol procedente de la producción ganadera ecológica sin exceder de los 170 kg de nitrógeno por hectárea de la superficie agrícola utilizada y año. En principio lo ideal en agricultura ecológica es emplear estiércol de ganado ecológico, a ser posible de la propia explotación alimentado con lo que ésta produce, sea en pastos, forrajes o restos de cultivo. Como veremos, en caso de no tener disponible estiércol de ganado ecológico se puede emplear estiércol de ganado convencional con ciertas condiciones. La cantidad de estiércol u otras materias que se puede usar es limitada, para evitar contaminación por nitratos en las aguas subterráneas, o excesivo contenido de nitratos en las cosechas, especialmente las de hoja.

  • La incorporación de cualquier otro material orgánico, compostado o no, procedente de explotaciones cuya producción se atenga a las normas de AE. El estiércol no es la única fuente de materia orgánica. Pueden emplearse como fertilizante restos vegetales ecológicos, a ser posible provenientes de la propia explotación. En climas cálidos y húmedos los rstos vegetales en superficie se descomponen pronto, pero frecuentemente es necesario hacer compost con ellos para acelerar el proceso. El compostaje es una práctica que acelera el proceso de formación de humus, que ocurre naturalmente en todos los suelos, pero lentamente. Para hacer compost se deben mezclar materias que tengan abundancia de nitrógeno y/o hidratos de carbono (estiércol, purín, restos de leguminosas), materias que tengan abundancia de carbono (serrín, restos de monte, restos de poda, pinocha, paja, vegetales secos), materias que tengan abundancia de hidratos de carbono (vegetales verdes, hierba) y agua, formando una pila de 1,5 metros de altura. Otro elemento imprescindible es el oxígeno, que se obtiene no compactando la pila de materiales y dándole la vuelta frecuentemente. También convien añadir tierra. En un compost hecho correctamente se alcanzan temperaturas de 70ºC, lo que tiene el beneficio adicional de eliminar las semillas de malas hierbas que hubiera en el estiércol o restos vegetales con que se hizo. También existen otras técnicas para hacer fermentar la materia orgánica de forma anaeróbica (en ausencia de oxíggeno, y por tanto sin la necesidad de voltear) basadas en la incorporación, en el momento de formar la pila de materiales, de ciertos microorganismos o de ciertos activadores de otro tipo.

  • – El tratamiento del suelo o la activación del compost con preparados apropiados a base de microorganismos no OGM (organismos modificados geneticamente) o con preparados biodinámicos. Ciertos métodos de agricultura ecológica se basan en el empleo de compost que ha sido activado mediante siembra con los microorganismos adecuados o mediante ciertos preparados que no tienen efecto químico, sino energético. También se aplican estos preparados a base de microorganismos o energéticos directamente al suelo. Si no se dispone de suficiente estiércol de ganado ecológico, se permite la incorporación de fertilizantes orgánicos o minerales. Pueden emplearse materias comunes elaboradas por el porpio agricultor, o productos comerciales. En este caso el producto deberá de estar inscrito en el registro de fertilizantes del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación y constar claramente su composición. Deberá de estar certificado como utilizable en agricultura ecológica.

Fertilizantes de origen orgánico.

-Estiércol -Estiércol desecado y gallinaza deshidratada – Mantillo de excrementos sólidos de animales incluida la gallinaza y estiércol compostado – Excrementos líquidos de animales (estiércol semilíquido, orina, etc.) La normativa permite el estiércol y el purín de ganado convencional sólo si procede de una ganadería extensiva. Prohíbe el procedente de ganadería intensiva, es decir, aquella de estabulación permanente en cuyo estiércol no se emplea cama y se deja acumular y pudrir en fosas. – Residuos domésticos compostados o fermentados La normativa permite el compost obtenido de restos domésticos sólo si éstos proceden de un sistema de recogida selectiva. La cantidad de metales pesados que se permite está severaente limitada. El compost que no proviene de recogida selectiva tiene contenidos inaceptables de metales pesados. – Turba
– Arcillas (perlita, vermiculita, etc.)
– Mantillo procedente de cultivos de setas
– Deyecciones de lombrices (lombricompost) e insectos
– Guano (excrementos de aves marinas recogidos en la costa del Pacífico) – Mezclas de materias vegetales compostadas o fermentadas Están autorizados los ácidos húmicos o fúlvicos sólo si proceden de fermentación. – Productos o subproductos de origen animal (harinas de sangre, pescado, huesos o plumas. No están autorizados los hidrolizados de proteínas, ni los aminoácidos) – Productos y subproductos orgánicos de origen vegetal para abono (harina de tortas oleaginosas, cáscara de cacao, raicillas de malta, etc.) – Algas y productos de algas. Los extractos de algas se usan ampliamente en agricultura ecológica por que son una fuente natural de calcio adecuada para corregir las aguas con exceso de salinidad – Serrín y virutas de madera
– Mantillo de cortezas – Cenizas de madera Para estas tres materias procedentes de la madera se exige que éstas no hayan sido tratadas con productos químicos – Vinaza y extractos de vinaza (orujo de uva y restos de la extracción del azúcar de remolacha)

Fertilizantes de origen mineral.

De los productos de origen mineral se permiten las rocas en bruto que no hayan sufrido modificaciones químicas (p.e. con ácidos) para aumentar su solubilidad. Algunas materias, a pesar de ser productos de ser productos naturales o rocas en bruto como la urea o el nitrato de Chile, no están autorizados por ser muy solubles en el suelo, exactamente igual que los nitratos o la urea de síntesis química. Tampoco están autorizados los ácidos húmicos extraídos de Leonardita.

– Fosfato natural – Fosfato aluminocálcico
– Escorias de defosforación
– Sal potásica en bruto (dainita, silvinita, etc.)
– Sulfato de potasio con sal de magnesio
– Carbonato de calcio de origen natural (creta, marga, roca calcárea molida, arena calcárea, creta fosfatada, etc.)
– Carbonato de calcio y magnesio de origen natural (creta magnesio, roca de magnesio, calcárea molida, etc.)
– Sulfato de magnesio (kieserita)
– Solución de cloruro de calcio
– Sulfato de calcio (yeso)
– Cal industrial procedente de la producción de azúcar
– Azufre elemental
– Oligoelementos
Hierro, Cobre, Molibdeno, Manganeso, Zinc, Boro, como sales o como quelatos. El Calcio y el Magnesio no se consideran oligoelementos, y no están autorizados en esta forma.
– Cloruro de sodio.
– Polvo de roca

Lucha contra plagas y enfermedades

Es fundamental para aumentar el cultivo libre de plagas o enfermedades la fertilización del suelo como se ha explicado anterirormente. el abonado del suelo con productos químicos solubles, especialmente nitrogenados, interfiere en el metabolismo de la planta, y además de hacerla acumular agua y crecer con excesiva exuberancia, la hace más apetecible para las plagas y enfermedadesy más sensible a sus ataques. La falta de materia orgánica en el suelo también provoca que se desarrollen exageradamente nemátodos y hongos patógenos.
Las prácticas mediante las que se previenen o combaten las plagas, enfermedades y malas hierbas son:
La selección de las variedades y especies adecuadas. Las variedades autóctonas suelen estar adaptadas a las plagas y enfermedades habituales en la zona.

– Un programa efectivo y adecuado de rotación de cultivos. El monocultivo en grandes superficies favorece la extensión de los ataques de plagas. Cultivos asociados o barreras como setos pueden interrumpir la propagación de ciertas plagas. – Medios mecánicos de cultivo. El laboreo del suelo puede ser eficaz contra ciertas plagas que viven en el suelo. Contra las malas hierbas no hay ningún herbicida autorizado. Sólo se pueden combatir mediante medios mecánicos o mediante medios térmicos. – La protección de los enemigos naturales mediante medidas que los favorezcan. Los productos fitosanitarios, sobre todo los muy persistentes o que no son selectivos, alteran el equilibrio que en condiciones normales debería haber entre cada plaga y sus enemigos naturales (otros insectos que son sus depredadores o parásitos). Después de un tratamiento no selectivo que elimina por igual a la mayor parte de la plaga y a sus enemigos naturales, la plaga se reproduce más rápido que sus enemigos y alcanza pronto los mismos niveles que antes del tratamiento. Los enemigos naturales de las plagas pueden ser favorecidos mediante la plantación de setos o de cultivos asociados en los que se favorezca su cría. También existen casas comerciales que crian insectos depredadores para su venta y su posterior suelta. – Quema de malas hierbas. Los rastrojos y restos de cultivo no deben quemarse, aparte de por su peligrosidad, porque es una materia orgánica que se desperdicia y que podría haberse incorporado al terreno. En cambio está permitido el combate contra las malas hierbas, aparte de mediante labores mecánicas, mediante medios térmicos, como quemadores de butano.

Sustancias de origen vegetal o animal:

– Azadiractina (extraída de la Azadiracta indica (árbol de Neem). Insecticida
– Cera de abejas. Para las podas
– Gelatina. Insecticida.
– Lecitina. Fungicida.
– Aceites vegetales (menta, pino, alcaravea). Insecticida, acaricida, fungicida, inhibidor de la germinación.
– Piretrinas (extraída del Crysanthemun cinerariaefolium). Insecticida. – Rotenona (extraída de Derris spp. Lonchocarpus spp y Terphrosia spp). Insecticida.
– Quassia (Quassia amara). Insecticida y repelente.

Microorganismos.

– Bacterias (Bacillus thurigiensis)
– Hongos (Trychoderma spp.)
– Virus (granulovirus)
Todos ellos sin manipulación genética (D. 90/220/CEE)

Sustancias solo para trampas o mosqueros (dispersadores)

– Proteínas hidrolizadas. Atrayente.
– Fosfato diamónico. Atrayente.
– Feromonas. Insecticidas, atrayentes (trampas y dispersadores)
– Piretroides (deltametrina o lambdacihalothrina). Insecticida (trampas y atrayente).
– Metaldehído. Molusquicida.

Otras sustancias tradicionales en AE.

-Cobre en forma de hidróxido de cobre, oxicloruro de cobre, sulfato de cobre tribásico u óxido cuproso. Fungicida.
– Etileno. Se permite únicamente para la maduración de plátanos en post-cosecha.
– Jabón potásico o suave. Insecticida.
– Sulfuro de cal (polisulfuro de calcio). Fungicida, insecticida, acaricida.
– Aceite de parafina. Insecticida, acaricida.
– Aceite mineral. Insecticida, fungicida, acaricida.
– Permanganato de potasio. Fungicida, bactericida.
– Arena o harina de cuarzo. Repelente, fungicida.
– Azufre. Fungicida, acaricida, repelente.
Aparte de todas las sustancias y productos que se pueden utilizar, también se pueden utilizar purines hechos a base de plantas como es el caso de la ortiga, la cola de caballo, la consuelda de rusia, de helechos, de tanaceto, valeriana, manzanilla y un larga lista de otras plantas.

Fdo: Juanjo Gimeno

EL LOMBRICOMPOST: UN ALIMENTO PARA EL SUELO FABRICADO POR LAS LOMBRICES DE TIERRA.

Humus, materia orgánica en descomposición que se encuentra en el suelo y procede de restos vegetales y animales muertos. Al inicio de la descomposición, parte del carbono, hidrógeno, oxígeno y nitrógeno se disipan rápidamente en forma de agua, dióxido de carbono, metano y amoníaco, pero los demás componentes se descomponen lentamente y permanecen en forma de humus. La composición química del humus varía porque depende de la acción de organismos vivos del suelo, como bacterias, protozoos, hongos y cirtos tipos de coleopteros, pero casi siempre contiene cantidades variables de proteínas y ciertos ácidos urónicos combinados con ligninas y sus derivados. El humus es una materia homogénea, amorfa, de color oscuro e inodora. Los productos finales de la descomposición del humus son sales minerales, dióxido de carbono y amoníaco. Al descomponerse en humus, los residuos vegetales se convierten en formas estables que se almacenan en el suelo y pueden ser utilizados como alimento por las plantas. La cantidad de humus afecta también a las propiedades físicas del suelo tan importantes como su estructura, color, textura y capacidad de retención de la humedad. El desarrollo ideal de los cultivos, por ejemplo, depende en gran medida del contenido en humus del suelo. En las zonas de cultivo, el humus se agota por la sucesión de cosechas, y el equilibrio orgánico se restaura añadiendo humus al suelo en forma de compost o estiércol.

lombrices-de-compost.jpg

Se llama humus a la materia orgánica degradada a su último estado de descomposición por efecto de microorganismos. En consecuencia, se encuentra químicamente estabilizada como coloide; el que regula la dinámica de la nutrición vegetal en el suelo. Esto puede ocurrir en forma natural a través de los años o en un lapso de horas, tiempo que demora la lombriz en “digerir” lo que come. El humus se obtiene luego de un proceso, cercano a un año, en que la lombriz recicla a través de su tracto intestinal la materia orgánica, comida y defecada, por otras lombrices. Hay que resaltar que un alto porcentaje de los componentes químicos del humus son proporcionados, no por el proceso digestivo de las lombrices, sino por la actividad microbiana que se lleva a cabo durante el periodo de reposo que éste tiene dentro del lecho. Por ejemplo, el 50% del total de los ácidos húmicos que contiene el humus, son proporcionados durante el proceso digestivo y el 50% restante durante el período de reposo o maduración.

Para poder determinar si el producto que estamos utilizando es de buena calidad, tendremos en cuenta entre otras cosas parámetros como:

– Ph neutro, en un rango entre 6.7 a 7.5

– Contenidos en materia orgánica superiores a 28%

– Nivel de nitrógeno superior a 2%

-Relación C/N en un rango entre 9 y 13

– Contenidos de cenizas no superiores a 27%

Un alto contenido de cenizas nos permite concluir que el manejo del proceso no ha sido el adecuado y que ha habido mucha contaminación con tierra. Lo que queremos es mejorar el suelo y no aumentar su volumen.

El humus de lombriz además de ser un excelente fertilizante, es un mejorador de las características físico-químicas del suelo. es de color café oscuro a negruzco, granulado e inodoro. Sus características más importantes son:

– Alto porcentaje de ácidos húmicos y fúlvicos. Su acción combinada permite una entrega inmediata de nutrientes asimilables y un efecto regulador de la nutrición, cuya actividad residual en el suelo llega hasta cinco años.

– Alta carga microbiana (+/- 40 mil millones por gramo seco) que restaura la actividad biológica del suelo.

– Opera en el suelo mejorando la estructura, haciéndolo más permeable al agua y al aire, aumentando la retención de agua y la capacidad de almacenar y liberar los nutrientes requeridos por las plantas en forma sana y equilibrada.

– Es un fertilizante bioorgánico activo, emana en el terreno una acción biodinámica y mejora las características organolépticas de las plantas, flores y frutos.

– Su pH es neutro y se puede aplicar en cualquier dosis sin ningún riesgo de quemar las plantas. La química del humus de lombriz es tan equilibrada y armoniosa que nos permite colocar una semilla directamente en él sin ningún riesgo, es la técnica que suelo utilizar para comprobar si el humus esta bien hecho.

monton-de-estiercol-003.jpg

El humus es un producto con altas posibilidades de comercialización en el mundo entero, pero su calidad es un factor importante, ya que existen muchos fabricantes de humus que no llegan a tal calidad de ahi las diferencias de precios que nos encontramos en el mercado.

En lo que se refiere a economia, se ha comprobado que la rentabilidad de los cultivos es mucho mejor en las plantas abonadas con humus de lombriz frente a la acción de los abonos químicos utilizados principalmente en los cultivos. El humus de lombriz aumenta la productividad en los cultivos porque es un abono orgánico, al ser un producto natural, este se adapta a cualquier tipo de cultivo. La principal ventaja es que el abono de lombriz, aumenta la calidad y presenta ácidos húmicos y fúlvicos que mejoran las condiciones del suelo, esto hace que el suelo retenga la humedad y estabilizan el Ph del suelo, hace de tampon, lo cual ayuda al cannabis para que a este nunca le falte humedad y siempre las hojas se conserven verdes ya que la humedad interfiere en los procesos químicos, además el humus de lombriz otorga líquido y carbohidratos, que son aprovechados por las plantas. Desintoxica los suelos contaminados con productos químicos. Presenta hormonas que aceleran la germinación de las semillas, elimina el impacto del transplante, estimula el crecimiento de la planta y acorta un poco los tiempos de producción y cosecha.

lombriz-de-tierra.jpg

De los principales componentes del humus de lombriz, se deduce que el más benéfico es el nitrógeno, que no significa que los otros componentes no sean benéficos, los componentes más medulares son: el fósforo, el potasio y el calcio.

Nutrientes contenidos en distintos estiércoles y humus de lombriz

Tipo de estiércol

Materia seca

N

P2O5

Ok2

Nutrientes contenidos en distintos estiércoles y humus de lombriz

Tipo de estiércol

Materia seca

N

P2O5

Ok2

Fuente:www.producción.com.ar/1997/97sep_15.htm

En la tabla se comparan los componentes de los elementos del humus de lombriz con otro tipo de estiércoles animales. En este cuadro de valores se observa que el lombricompost posee entre 3 a 4 veces más cantidad de los elementos escogidos que los demás abonos. Si se midiera con algún parámetro la fertilidad incorporada al suelo por el humus de lombriz veríamos que lo fertiliza 4 ó 5 veces más que otros abonos orgánicos.

Comparando el contenido de nutrientes de los primeros 15 centímetros con lombricompost y otros estiércoles se extraen los siguientes resultados: El humus de lombriz es 5 veces más rico en nitrógeno, 2 veces en calcio asimilable, 2´5 veces en magnesio, 7 veces más en fósforo y 11 veces más en potasio.

El humus de lombriz es la deyección de la lombriz. La acción de las lombrices da al fundamento un valor agregado, así se lo valora como un abono completo y eficaz para mejorar los suelos. El lombricompost tiene un aspecto terroso, suave e inodoro, de esta manera facilita su manipulación. Muchos expertos dicen que el humus de lombriz es uno de los fertilizantes más completos, porque aporta todos los nutrientes para la dieta de la planta, de los cuales carecen muy frecuentamente los fertilizantes químicos.

Para fabricar humus, por lo general se utiliza la especie de lombriz roja californiana (Eisenia Foètida), de color rojo oscuro, esta lombriz respira por debajo de la piel, mide de 6 a 8 centímetros de largo y 3 a 5 milímetros de diámetro, el peso de la lombriz es de 1 gramo. Esta clase de gusano no soporta la luz solar, si esta se expone a los rayos solares, esta muere en pocos minutos. La lombriz vive aproximadamente unos 15 años, y llega a producir hasta 1300 lombrices al año, ella come mientras avanza en la excavación, y fertiliza el suelo por sus deyecciones, de ahi el nombre con que se le apoda “labradores de tierra”. Ingieren grandes cantidades de materia orgánica descompuesta y las transforman en lombricompost en una proporcion del 60%. Transforman los minerales no asimilables presentes en los desechos y residuos animales, en nitratos y fosfatos directamente asimilables por las plantas.

Componentes del Humus de Lombriz

COMPONENTES

VALORES MEDIOS

Fuente: Centro de Investigación y Desarrollo. Lombricultura S.C.I.C

En la tabla anterior aparecen los componentes que suelen formar un buen humus de lombriz. El lombricompost, puede ser utilizado en suelo como en maceta, ya hemos mencionado que se trata de un material que si esta bien terminado no presenta quemaduras al aplicarlo en las plantas, aun asi tendremos cuidado de no saturar el suelo con el humus, es preferible por lo menos cuando se cultiva en maceta el ir incorporandolo poco a poco, a medida que el cultivo lo necesite.

Fdo.: Juanjo Gimeno

EL CULTIVADOR ORGÁNICO.

Hoy vamos adentrarnos en el jardín de un cultivador orgánico con 12 años de experiencia a sus espaldas cultivando de esta forma. Voy a omitir nombres de variedades de cannabis al igual que marcas de productos que son utilizados en este cultivo, ya que las grandes compañias no nos dan nada a cambio por hacerles publicidad, es más sino les pagas no puedes probar sus productos, ahi queda todo dicho.

La zona de la que hablamos se encuentra en el sur del Levante español. Nuestro amigo utiliza siempre el calendario lunar tanto para siembras, transplantes, para hacer esquejes, abonar y también para el día de la cosecha, me comenta que intenta trabajar con las plantas de marihuana solo los días de flor, que vienen en el calendario o en fecha de fruto si lo que quiere conseguir son buenas semillas.

1º-septiembre.jpg

Empieza trabajando la tierra en otoño, nada más terminar de cosechar, en los lugares señalados para el año siguiente esparce estiercol de caballo y compost sin estar del todo maduro, lo tira un poco fresco porque asi con ello aparte de alimentar el suelo, alimenta a las lombrices de tierra y a todo la flora edáfica, no lo mezcla con la tierra solo lo deja en superfice y es en primavera cuando lo mezcla todo con la tierra, en los lugares que han quedado vacíos planta un abono en verde que suelen ser habas forrajeras, una vez florecen las corta y las deja descomponiendose encima del suelo, con esto evita que el suelo permanezca desnudo durante todo el invierno y aparte las habas enriquecen el suelo aportando nitrógeno atmosférico.

Cultiva tanto en suelo como en macetas, evita utilizar macetas negras debido a las altas temperaturas que llegan a alcanzar en verano, para la mezcla de maceta utiliza un sustrato que ya viene preparado, este sustrato esta compuesto por; turba rubia, turba negra, 1/3 de fibra de coco, materia orgánica de origen vegetal, tierra de alta calidad y una mezcla de un 2% de torta de neem en polvo como preventivo de plagas del suelo, además de esto le añade un 30-40% de humus puro de lombriz, todo esto lo deja preparado unos días antes o el mismo día del transplante. Para germinar prepara un sustrato hecho a base de compost muy maduro, fibra de coco y vermiculita. Las plantas de maceta necesitan unos cuidados diferentes a las de suelo.

Normalmente empieza a sembrar semillas y a transplantar esquejes a partir de finales de abril si es en maceta y en mayo si son para poner en el suelo y continua haciendolo hasta el mes de septiembre, así dice que no se hacen tan grandes y requieren menos cuidados que las que son plantadas en el mes de marzo, sobre todo si son plantas de maceta, las plantas que pone en septiembre son esquejes y los cosecha desde noviembre hasta enero, si el invierno lo permite, que no ha sido el caso de este año. Es un cultivador que no busca meramente la producción, busca ante todo la calidad y la diversidad, le encanta poner muchas plantas diferentes de pequeño porte que tener unas pocas de gran tamaño aunque la producción llegue a ser mucho menor, de todas formas no tiene problemas de mantenerse durante todo el año, incluso estuvimos desgustando una joya que tiene guardada desde el año 2.001, lo que nos da a entender que cultivando de esta forma podemos autoabastecernos todo el año sin tener que recurrir al mercado negro.

El tratamiento que les proporciona a las plantas que cultiva en el suelo es el siguiente: primero como hemos descrito antes prepara el terreno en otoño y lo labra en primavera cuando ya han terminado las heladas, en cada lugar además añade de 3 a 10 kg de humus puro de lombriz, dependiendo del mes que plante, si es tarde utiliza poca dosis de humus si es al principio y va a estar más tiempo la planta creciendo utiliza más dosis de humus, una vez al mes abona alternadamente con lo siguiente, emulsión de pescado, algas marinas y riega tres veces en crecimiento y una en floración con purín de ortigas que se hace él mismo, las últimas 3 semanas solo las riega con agua, no les hace ningún abonado más.

En maceta todo cambia, abona cada 3 días ya que en maceta los riegos son más frecuentes, en épocas de altas temperaturas incluso llega a regar diariamente, esto hace que se laven continuamente los nutrientes. Los abonos que utiliza son un bioestimulante de crecimiento y otro para la floración frabicado a base de descompuestos vegetales, también les aplica emulsión de pescado, algas marinas, purín de ortigas, humus líquido de lombriz, todos estos productos los va alternando durante los riegos, algunos de los productos los aplica via foliar, sobre todo la emulsión me comenta que las plantas les encanta la emulsión vía foliar, es como si tu en pleno invierno te tomaras un caldito de pescado, ¿como te sienta?…pues imaginate a ellas, cada 40-50 días añade un poco de lombricompost por encima de la maceta, hace unos tres transplantes en total, le gusta cambiar a una maceta más grande un poco antes de que se pongan a florecer, así tienen más alimento para la floración y es en este transplante cuando prepara la mezcla con un puñado de guano de murcielago. En maceta deja de abonar las ultimas 2 semanas.

huerto-agosto.jpg

En cuanto a plagas, no tiene graves problemas, el único problema que suele tener es con las orugas, para ello pulveriza cada 10 días a partir de mediados de julio con Bacillus thuringiensis dependiendo de si observa orugas o no, y les pulveriza una vez al mes con decocción de cola de caballo para prevenir hongos, me comenta que este año ha estado probando tintura de propoleo para enfermedades criptogámicas y ha quedado sorprendido con los resultados, es un producto muy bueno.

Todos los tratamientos que aplica son sencillos y estan al alcance de todos nosotros, si que os puedo decir que sin buscar la producción obtiene unas cosechas excepcionales y una calidad que a todos nos gustaría obtener, en cuanto a sabores y aromas es todo un mundo por descubrir, lo natural queda demostrado una vez más es la calidad máxima y sino a que esperais a comprobarlo.

Fdo.: Juanjo Gimeno

Ecomaria

CONCIENCIA ECOLÓGICA.

“…ya no queremos solamente creer, queremos saber. Cada uno de nosotros exige el derecho de partir de sus experiencias inmediatas y de sus vivencias personales y ascender a partir de ahi al conocimiento del universo todo”.

Rudolf Steiner

Vivimos en una sociedad marcada por las modas, y todos sabemos que las modas pasan y se olvidan. Y otras debido a algun tipo de interes vuelven a repetirse a lo largo de la historia. Ultimamente la palabra “ecología” esta en boca de todos, miedo me da el pensar que se trata tan solo de una moda que al final quedará en el olvido, ya que es la única alternativa que nos queda para salvaguardar el planeta Tierra e incluso otros planetas, ahi queda la celebración de los americanos en su celebración del 4 de Julio que este año hicieron coincidir esta fecha con la destrucción de una “roca” que iba por el espacio, digo roca porque ni yo ni nadie me parece que sepa en realidad que es lo que destruyeron ni los motivos que les llevaron hacerlo. El hombre se cree todo poderoso y piensa que es el amo y señor de este mundo, y no piensa en las consecuencias de sus actos, ha perdido su “conciencia ecológica”.

Tenerife-2005.jpg

El hombre debe concebirse como especie, sin dejar de lado los demás seres vivos que habitan su misma morada, el hombre debe de sentirse y actuar como el jardinero “cuidador” de este jardín que es la Tierra.

El cuidado y preservación del entorno se ha vuelto una tarea urgente, pues el creer que la naturaleza era una fuente inagotable de recursos, nos ha conducido a situaciones límite que están afectando los ecosistemas de una forma que en muchos de los casos ya es irreversible, necesitamos preservar la integridad de la tierra que implica tratar al suelo como algo sagrado, renovar el amor por la naturaleza y por la vida misma, crear conciencia en nuestras familias, amistades, compañeros de trabajo para cuidar y preservar nuestro entorno natural.

En nuestro sector, en el mundo de la cannabicultura, desde hace algún tiempo estan cambiando las formas de pensar, los cannabicultores se estan interesando cada vez más por los cultivos naturales sin productos químicos ni pesticidas agresivos con el medio que al final los perjudicados somos nosotros mismos. La falta de información es nuestro peor enemigo, ya que son muchas las empresas que estan poniendo en sus gamas de productos otra gama nueva que es la de productos ecológicos, cabe destacar que muchos de ellos nos engañan con sus falsas etiquetas, no voy a nombrar ningun fabricante por respeto, pero si que se merecen que desaparezcan sus productos del mercado, ya que estan jugando con la salud y la buena voluntad de muchas personas. Aqui voy alzar la voz y esto va dirigido para los distribuidores y para los dueños de los grow-shops, es nuestra responsabilidad el averiguar si de verdad estos productos que vendemos en las tiendas son verdaderamente naturales o no, de la gran mayoria de productos que se venden como ecológicos la mitad no lo son, me he encontrado en este mercado por ejemplo insecticidas hechos a base de extracto de Crisantemun Cinerariofolium “piretrinas” y que utilizan como sinergizante butoxido de piperonilo que es una sustancia altamente cancerigena, yo no se que problemas puede acarrear para nuestra salud el fumarnos un cogollo con restos de estas sustancias, así que me gustaria que estos distribuidores de estos productos pusieran esta información en las etiquetas para que asi pudiera elegir el cliente de si se mete en el cuerpo esa química altamente perjudicial para su salud, este es solo un ejemplo de los muchos productos que circulan por este sector y el de la agricultura en general, así que no nos bastará con que ponga en la etiqueta del producto “BIO” u otra nomenglatura por el estilo, nos tendremos que cerciorar si son de verdad o de mentiras debido al aumento de demanda de esta clase de productos que existe hoy día, también tenemos la opción de confiar en el profesional que hay detrás del mostrador que se supone que debe de estar bien informado de lo que vende.

6-04-06-(1).jpg

Ahora que tenemos lo productos adecuados solo nos faltará el interactuar verdaderamente con nuestras plantas y con los seres que se hospedan en ella de vez en cuando, es nuestra la obligación de saber ya diferenciar lo que son insectos plaga de sus depredadores o de los insectos que no llegan afectar nuestros cultivos aunque vivan en ellos.

Tú eres el que le tiene que transmitir esa conciencia ecológica a tu cultivo, en un cultivo todos los seres ahi presentes se hallan interactuando entre ellos, dependerá de nosotros de nuestra forma de actuar y de los productos que utilizemos, no es lo mismo que alimentemos el suelo con productos químicos que con un buen compost, no puede ser nunca lo mismo, por mucho que insistan los que dicen que saben de química, lo primero deciros que no estoy para nada en contra de la química pero si que estoy por un buen uso de las nuevas tecnologías, la hidroponia también esta de moda, son muchos los ingresos de cultivos hidropónicos los que se lleva una tienda cuando vende este tipo de artilugios, a los que trabajan de esta forma deciros que todo lo que tirais al desagüe termina en los ríos y en los mares y si algún día os deteneis en leer y averiguar que es lo que estais utilizando os dareis cuenta de que estas contaminando más que en la agricultura convencional, también a los que cultivais tipo furtivo en montes naturales y os dedicais hacer agujeros que luego rellenais con polimeros que provienen del petróleo y que ningún ser vivo que existe en el suelo es capaz de degradar estas sustancias de normal suelen estar presentes en ese suelo veinte años o más, solo pediros que pongais remedio o que miminiceis los daños al exterior, tu metete lo que te de la gana pero no me fastidies los bosques y barrancos que son de todos, muchos se plantean lo siguiente “yo no llego a contaminar lo que contamian las empresas, vehiculos, etc”, pero si vamos sumando todos los que cultivais de esta forma al final si que tenemos un problema serio.

La conciencia es algo que se adquiere poco a poco pero tiene que empezar por uno mismo, es uno el que se tiene que convencer, no lo tiene que convencer nadie de nada, porque hasta que uno no lo tiene claro por mucho que le cuenten no dará el paso firme de cambiar su estilo de vida. No podemos caminar intentando cambiar a nadie, porque al final es a uno al que cambian, es una lucha perdida, pero si que podemos seguir haciendo nuestro camino y hacer que se sienta reflejado más de uno en nuestra forma de caminar y de sentir la vida, lo bueno es que uno mismo tenga claro lo que quiere y a donde se dirije, de esta manera no seremos manipulados por las falsas informaciones que se vierten en este sector.

Atardecer-28-11-05-Monserra.jpg

Parece que todo el mundo quiere ganar dinero a costa de lo que sea, les da igual si estan contaminando o si se estan enfermando por lo que se estan metiendo en el cuerpo, es competitividad pura y dura, ahi tenemos el ejemplo de las copas de marihuana y otros eventos, donde no se valora el compartir sino ser el mejor, estamos enseñando desde esta revista y las otras que existen, más los grow-shops, más las asociaciones que esto es un negocio donde los cogollos valen dinero, donde las semillas son oro, sino mirar los precios, y estamos hablando de semillas y parece que sea el oro del moro, todo esto lo estan viendo los jovenes que vienen detrás, no se adonde vamos a ir a parar con esta dirección desde luego ahi esta lo que esta sucediendo, gente que se esta enriqueciendo a costa de la marihuana robando plantas a su vecino para luego trapichearlas en la calle, hay pobres aquellos que lo hacen teniendo conciencia de ello y más pecado quizas los que compran esas plantas sabiendo su procedencia, esto es algo que ya no se puede parar, pero si que tenemos tiempo aun de rectificar de verlo todo de otra forma y ahi entra en juego que es lo que nos dicta nuestra conciencia. De verdad queremos seguir poniendonos ciegos, o ya es hora de empezar a ver. En nosotros esta la clave, no te lo pienses más y empieza a actuar desde una conciencia colectiva, donde todos los seres son iguales, que no se quede en un bonito sueño…

Fdo: Juanjo Gimeno

RELACIONES DE LOS ORGANISMOS DEL SUELO CON LAS PLANTAS SUPERIORES.

“La revolución de la vida biológica: todas las especies animales están viviendo su propia revolución, que es distinta para cada una de ellas. Lo que es común a todas ellas es conocer su propia revolución. Y es en esta parte donde nos perdemos los humanos, y nos preguntamos ¿cúal es nuestra revolución?”.

La Rizosfera:

Se llama rizosfera al volumen de contacto entre las raíces de las plantas y el conjunto del suelo en el que vive población microbiana afectada por la influencia de estas raíces. Esta zona presenta funciones especiales y tiene una gran influencia en la sanidad de los cultivos.

hojas-en-descomposición-(1).jpg

Esta demostrado que en contacto con las raíces y los pelos absorbentes, las poblaciones de microorganismos son muy elevadas. La tierra adherida a la superficie de las raíces contiene cantidades de microorganismos entre 10 y 50 veces superirores al resto del suelo, (Wild, 1996)

Los ápices de crecimiento radicular están, generalmente, libres de microorganismos, pero la zona de crecimiento situada a continuación del ápice, mantiene una importante población bacteriana, que llega a formar incluso una especie de vaina. Las partes más viejas de las raíces pueden tener una importante población bacteriana y micótica, aumentando ésta su importancia en las raíces moribundas. En la rizosfera se presentan, también, protozoos y nemátodos depredadores de las poblaciones presentes, y en el caso de los nemátodos, pueden existir parásitos de las raíces.

La población bacteriana de la rizosfera es diferente de la del resto del suelo, contiene una proporción mayor de bacterias amonizadoras, nitrificadoras, desnitrificadoras y degradadoras aerobias de la celulosa. Las exigencias en nutrientes de la población de la rizosfera son, asi mismo, diferentes de la del suelo normal; son más exigentes en aminoácidos simples. (Wild, 1996)

Efectos de los microorganismos sobre las plantas.

El crecimiento de las plantas está relacionado con la actividad de los seres vivos, así se conoce la influencia de la población microbiana de la rizosfera en la abosrción del fósforo, pero la influencia más importante y conocida es la fijación del nitrógenos atmosférico.

EFECTOS BENEFICIOSOS:

Fijación de nitrógeno atmosférico:

La atmósfera constituye la gran reserva de nitrógeno en la naturaleza. Se estima que existe un equivalente a 134.000 t de nitrógeno en la atmósfera por cada hectárea de tierra. El nitrógeno de la atmósfera se encuentra en estado libre y no puede ser asimilado por las plantas superiores. Ciertos microorganismos del suelo tienen la facultad de tomar este elemento del aire y utilizarlo en la formación de sus células; esto constituye una fijación del nitrogéno, ya que es incorporado al suelo de donde será tomado por las plantas. La fijación se realiza por interacciones entre especies de la familia Leguminosae y microorganismos del suelo de los géneros Rhizobium y Bradyrhizobium, con formación de nódulos en las raíces de las plantas. La asociación es simbiótica ya que la planta aporta a los microorganismos carbohidratos y, el conjunto, fija nitrógeno atmosférico utilizado por ambos simbiontes. El equilibrio es delicado ya que las bacterias pueden ser parásitas de las plantas si se limita el suministro de carbohidratos.

La inclusión de leguminosas en los sistemas agrícolas ecológicos, junto a otras técnicas agronómicas, supone conseguir la independencia del suministro de nitrógeno químico.

Cuando la nodulación es eficaz, las leguminosas aumentan el contenido de nitrógeno edáfico al enterrarse los restos de las plantas. Esto es más claro para las leguminosas forrajeras que para las de grano, ya que parte del nitrógeno se exporta en la cosecha. Una población microbiana activa suele ser un buen indicador de la fertilidad del suelo.

Micorrizas: asociaciones con hongos:

El término micorriza significa literalmente “hongo de la raíz” y hace referencia a que algunos hongos son capaces de desarrollar asociaciones de mutuo beneficio con la mayoría de las plantas. Pueden clasificarse, de forma simple como ectótrofas (ectomicorrizas) y endótrofas (endomicorrizas). En las ectomicorrizas las hifas del hongo forman una extensa vaina alrededor de la raíz con sólo una penetración intercelular de las hifas de la raíz. En las endomicorrizas las hifas del hongo penetran en y entre las células de la raíz y no se puede apreciar a simple vista el escaso micelio exterior. Tanto la endo como la ectomicorrizas, aunque diferentes morfológicamente, presentan papeles fisiológicos similares; su función más destacable es el incremento de la asimilabilidad del fósforo, aunque aumentan también la abosrción de otros nutrientes como: potasio, azufre, cobre y cinc. Las micorrizas capacitan a las plantas para establecerse en condiciones difíciles y aumentan su resistencia a las enfermedades, por mecanismos como la producción de hormonas y el estimulo directo del crecimiento. La intensidad de su implantación depende de varios factores: nutrición de la planta y presencia de fertilizantes, pesticidas, intensidad luminosa, humedad, pH y susceptibilidad de la planta. La planta huésped proporciona alimento (carbono y vitaminas) al hongo y recibe a cambio los siguientes beneficios: Aumento de la superficie de la raíz, con aumento de la efectividad en la absorción de nutrientes. Aumento de la tolerancia frente a la sequía. Parece ser que el hongo mejora de alguna forma la cirulación del agua entre el suelo y la raíz. Reducción de las infecciones por organismos patógenos.

La aplicación excesiva de fertilizantes químicos fosforados y nitrogenados afectan negativamente la formación de micorrizas, así como la aplicación de productos fitosanitarios. (Barea. 1988)

Se reconoce el papel protector de las micorrizas frente a diversos hongos, bacterias y nemátodos del suelo, como: Phytophtora, Fusarium, Pythium, Rhizoctonia, Sclerotinia, Meloidogyne. (Barea, 1988)

Fijación no simbiótica:

Ciertos microorganismos que viven en el suelo independientemente de las plantas superiores tienen la facultad de utilizar el nitrógeno atmosférico en la síntesis de sus tejidos. Como estos organismos no veven en asociación con las plantas superiores se denomina asimbióticos o no simbióticos. Son principalmente bacterias de los géneros Clostridium (anaeróbicas) y Azotobacter (aeróbicas) y algas verde-azules.

Las algas son importantes en ecosistemas acuáticos. Las bacterias precisan un intervalo de pH entre 6 y 8; un pH inferior a 6 limita su actividad.

Las cantidades de nitrógeno fijadas de esta forma son extraordinariamente variables, entre 5 (ó menos) y 30 kg N/ha-año. Las cantidades mayores corresponden a suelos con abundante materia orgánica en climas templados. Influye notablemente la cantidad de nitrógeno asimilable en el suelo, aumentando la cantidad fijada con la disminución de nitrógeno asimilable.

La inoculación del suelo con estos organismos con objeto de incrementar las cantidades de nitrógeno fijadas no han dado resultado.

Fijación simbiótica:

Las bacterias más importantes desde el punto de vista agricola capaces de fijar el nitrógeno libre del aire son aquellas que viven asociadas con las raíces de ciertas plantas, principalmente leguminosas. Por ser una asociación de beneficio mutuo se denomina simbiosis. La importancia económica de esta fijación se pone de manifiesto cuando se dice que el crecimiento extensivo de las leguminosas es un factor principal en la obtención y mantenimiento de una agricultura de alto nivel. En EE.UU. se ha estimado en casi dos millones de toneladas la cantidad de nitrógeno fijada anualmente por las bacterias simbióticas.

Cuando estas bacterias se ponen en contacto con las raíces de las leguminosas, algunas de ellas penetran en la raíz por los finos pelos radiculares. En el interior de la planta aumenta notablemente la actividad de las bacterias por la abundancia de alimento, provocando en la planta una respuesta en forma de rápido crecimiento del tejido de la raíz en torno al foco de infección constituyéndose un abultamiento o nódulo. Así pues, los nódulos son esencialmente masas de tejido radicular en el que viven las bacterias.

LHORT-DE-VICENT-007.jpg

Cada nódulo puede contener millones de bacterias, y el número de nódulos por planta puede oscilar entre unos pocos y mil o más. El tamaño, forma y características de los nódulos son muy diferentes según la especie de leguminosa, aunque se ha comprobado que para cada especie estas características son constantes. A veces, aparecen falsos nódulos causados por nematodos, bacterias patógenas, etc.

Cuando la planta muere y los procesos de descomposición de las raíces se inician, los nódulos se destruyen y las bacterias pasan al suelo.

De los diversos factores que puedan afectar a la actividad de estas bacterias, tal vez, el más importante sea la cantidad de calcio (generalmente aumenta con el pH). Puede decirse que a menos que las condiciones desfavorables causen la muerte de las bacterias, éstas pueden vivir y mantener su vitalidad en el suelo hasta 10-20 años, aún en ausencia de la leguminosa.

Géneros y especies; las bacterias responsables de la fijación simbiótica pertenecen a los géneros Rhizobium y Bradyrhizobium, clasificándose las distintas cepas, según las leguminosas que infectan, en los llamados grupos de inoculación. Éstos son:

I. Grupo de la alfalfa. Géneros: Medicago, Melilotus y Trigonella.

II. Grupo de los tréboles. Todas las especies del género Trifolium.

III. Grupo de los guisantes. Guisantes, habas, vezas, lenteyas y Lathyrus.

IV. Grupo de la judía. Todas las especies de judías.

V. Grupo del altramuz. altramuces y serradellas (Ornitopus).

VI. Grupo de la soja. Comprende únicamente la soja.

VII. Grupo del cacahuete. Géneros: Vigna, Lespedeza, Crotalaria, Arachis, Pueraria y Phaseolus.

Aún cuando una cepa de rhizobium sea capaz de infectar una cierta leguminosa no es siempre capaz de originar nódulos fijadores de nitrógeno.

El nitrógeno obtenido por las bacterias de las leguminosas puede ser utlizado por las plantas de tres formas:

– Puede ser absorbido por la propia leguminosa.

– Puede ser excretado de los nódulos hacia el suelo y ser utlizado por algún cultivo asociado a la leguminosa.

– El nitrógeno será incorporado al suelo cuando muera la leguminosa y se completen los procesos de descomposición.

EFECTOS NOCIVOS:

Daños directos a las plantas. Parte de la fauna del suelo es nociva para las plantas superiores. Así roedores, topos, caracoles y babosas pueden causar importantes daños a los cultvios. Sin olvidarnos de los daños provocados por nematodos. Sin embargo, son los organismos vegetales los que ejercen efectos más devastadores sobre las plantas superiores. Bacterias, hongos y actinomicetos contribuyen conjuntamente a las enfermedades de las plantas. Si nuestro cultivo esta sano, será decir que es como si estuviera vacunado frente a estos incovenientes que si sabemos verlos de otra forma, como que son parte de la vida misma no llegarán a afectarnos en lo que se refiere a la cosecha final, de ahi la importancia de practicar agricultura preventiva.

Se puede dar el caso de una competencia por nutrientes. Los organismos del suelo pueden afectar desfavorablemente a las plantas superiores, por lo menos temporalmente, mediante la competencia por los nutrientes asimilables. Los organismos del suelo requieren, como las plantas, nitrógeno, oxígeno, fósforo, calcio, potasio, etc., por lo que un incremento en la población microbiana puede reducir apreciablemente los nutrientes asimilables del suelo hasta el punto de incidir negativamente sobre el crecimiento vegetal.

monton-de-compost-con-estie.jpg

Bajo condiciones de drenaje restringido, los microorganismos del suelo pueden disminuir la ya limitada reserva de oxigeno del suelo. Esto puede afectar a las plantas de dos maneras:

– Las raíces de las plantas no dispondrán de oxígeno suficiente para realizar sus funciones.

– Se crean condiciones de reducción que determinan la pérdida de nitrógeno y azufre en forma de gases, y la presencia de concentraciones elevadas de hierro y manganeso que son tóxicas para las plantas.

Con toda esta información espero que se pueda entender mejor la vida del suelo, que sin todos estos seres no sería posible hablar de vida en el suelo, todos interaccionan entre ellos, y todos son igualmente importantes para las plantas y para el suelo mismo, asi que a cuidar y a mimar nuestros suelos que no tenemos otro, y cuesta mucho recuperar un suelo que haya sido contaminado por algún patógeno debido al mal laboreo de la tierra y a la utilización de fármacos agricolas.

Fdo: Juanjo Gimeno

BIBLIOGRAFIA UTILIZADA:

Wild, A. 1996. Condiciones del suelo y desarrollo de las plantas según Rusell. Ediciones Mundi-Prensa. Madrid

García, R. 1999. El suelo vivo. Apuntes Curso Agricultor Cualificado en Agricultura Ecológica. Carcaixent.

Serranos Torres, A. 1997. Apuntes sobre El suelo. Diputación de Valéncia, Area de Cultura.

Lampkin, N. 1998. Agricultura ecológica. Ediciones Mundi-Prensa. Madrid

PREPARADOS DE ORIGEN VEGETAL.

El uso de insecticidas de origen vegetal se remonta probablemente a nuestros ancestros cavernícolas quienes seguramente aprendieron la técnica de quemar las hojas de cierto arbusto con el fin de ahuyentar los insectos molestos. También hay evidencia que en el antiguo Egipto ya se conocía el uso de un polvo misterioso que protegía los cultivos y los granos almacenados del ataque de insectos. Muchos siglos después en el Medio Oriente, dicho polvo misterioso era conocido como el “Polvo de Persia”.

El misterioso Polvo de Persia es un triturado de las flores de Piretro (Chrysanthemun Cinerariaefolium) que contiene seis compuestos orgánicos, colectivamente llamados “piretrinas”. Hasta el comienzo de la Segunda Guerra Mundial, el piretro era el insecticida más usado tanto en la agricultura como en el huerto casero. Pero resulta que entre las dos guerras mundiales, Japón se había convertido en el principal productor de piretro, interrumpiéndose el suministro con el ataque a Pearl Harbor. Esto precipito la búsqueda de otros insecticidas, inagurando la triste era del DDT.

EL PIRETRO:

El piretro es un insecticida natural de amplio espectro y sin efectos nocivos sobre los animales de sangre caliente, aunque resulta perjudicial para la fauna acuícola y para algunos insectos auxiliares. Actúa por contacto, se recomienda su uso en el control de pulgones, cochinillas, trips, mosca blanca, desinfección de locales y almacenes agrícolas, etc. Está producido por las flores de crisantemos (Chrysanthemun cinerariaefolim o Anaciclus pyretrum), planta de la familia de las compuestas vivaces, su aspecto es muy parecido al de la margarita común. La cabeza de la flor de crisantemo contiene naturalmente seis compuestos insecticidas llamadas piretrinas (cinerin I, jasmoline I, piretrina I, cinerin II, jasmoline II, piretrina II) que la planta produce para protegerse contra los insectos fitófagos. La toxina se manifiesta sobre el sistema nervioso, causando movimientos incoherentes y parálisis en la etapa final. Cuando las dosis recibidas no alcanzan un nivel letal, los insectos afectados se recuperan usualmente en el transcurso de un día. El principio activo del piretro natural es descompuesto fácilmente por los rayos solares. Todas las piretrinas se obtienen de las cabezas florales del crisantemo, una vez recogidas, las flores son secadas y trituradas para extraer las piretrinas. Después de esta primera extracción, las piretrinas son refinadas para recoger las resinas, las ceras y los alérgenos.

Una preparación casera sería: 20 gramos de las flores de piretro en 10 litros de agua, se mezclan bien y se aplican preferentemente al anochecer. Cuando se aplica en forma de polvo, el piretro puede utilizarse puro o mezclado con otras sustancias como el yeso, que aumentan su poder de adhesión. Cuando se usa en forma líquida, se puede diluir en agua jabonosa o en agua simplemente. La solución con agua jabonosa permite un mayor humedecimiento de las plantas tratadas, mejorando, además, la efectividad de las piretrinas. Es recomendable que este insecticida sea aplicado inmediatamente después de su preparación. La potencia de este preparado se intensifica con el agregado de pequeñas cantidades de raíz de Derris Ellíptica (rotenona).

Chrysanthemun cinerariaefolium necesita días soleados y noches muy frescas para elaborar sus propiedades insecticidas. Por eso se cultiva en regiones ecuatoriales (en particular Kenya).

Cuidado con los insecticidas químicos que llevan piretroides sintéticos.

PURIN DE ORTIGAS:

Se recomienda el uso de la ortiga mayor (Urtica dioica), esta planta es conocida desde antiguo por sus propiedades medicinales y culinarias. Las ortigas tienen propiedades diuréticas, tónicas, astringentes, antihemorroicas y antialérgicas. Es una planta rica en vitaminas A y C, y en minerales, particularmente en hierro. Se utiliza la planta entera, excepto las raíces, y antes de la formación de semillas.

ortiga.jpg

El purín será rico en calcio, potasio y nitrógeno, rápidamente asimilable por las plantas. Estimula el crecimiento de la planta, su respiración y la actividad microbiana del suelo. Evita la clorosis de las hojas y refuerza en general a la planta contra plagas y enfermedades criptogámicas.

PURIN DE CONSUELDA:

Consuelda de rusia “Symphitum aplandium”, debe su nombre a su virtud curativa de consolidar fracturas y reparar heridas y ulceraciones tanto externas como internas. Plantada en el huerto es una verdadera bomba aspirante de los minerales del subsuelo, como el fósforo el cual lo extrae del fondo del suelo aproximadamente llega a 1´8 metros de profundidad debido a sus raíces penetrantes.

Es un excelente abono natural rico en nitrógeno en forma orgánica, mayores cantidades de potasio, algo de fósforo y oligoelementos como el hierro, manganeso, zinc, boro, cobre… También es una de las pocas fuentes de vitamina B12.

PURIN DE HELECHOS:

En las hojas del helecho “Oryopteris filix-max” está la sustancia que queremos aprovechar, son ricas en minerales, sobre todo carbonato de potasa, y son excelentes para añadir al compost en caso de carencia de magnesio.

Este purín refuerza las plantas con un aporte de potasa orgánica, y también es eficaz contra pulgones, cochinillas y babosas. Se macera un 1kg de planta en 10 litros de agua durante 4 ó 5 días.

TANACETO:

Crysanthemum vulgare, se utiliza hojas, tallos y flores, contiene aceites esenciales y sustancias amargas. Se prepara una infusión de unos 30g por litro de agua.

Se utiliza contra diferentes insectos como hormigas, gusanos grises, pulgones, ácaros, mosca de la col y carpocapsa.

PURIN DE AJENJO:

Artemisia absinthum, es un buen revulsivo contra diversas orugas, incluida la carpocapsa, pulgones y hormigas. En infusión se puede utilizar a razón de 250 g de planta por litro de agua.

DECOCCOCIÓN DE COLA DE CABALLO:

La cola de caballo (se recomienda la Equisetum arvense) es una planta muy rica en sílice. Es una planta espontánea de terrenos húmedos y arcillosos o arcillo-arenosos, típica de márgenes y acequias. En la primavera aparece un tallo sin ramificar portador de esporas. Después de la dispersión de la misma aparecen brotes ramificados. Este será el momento de utilizar la planta, para nuestro preparado.

cola-de-caballo-003.jpg

Los preparados de cola de caballo, gracias a su contenido en sílice, se utilizan contra enfermedades criptogámicas y para reforzar a las plantas en general. Su acción es fungicida y preventiva. Es recomendable utilizarla periódicamente.

Se emplea indistintamente planta seca o fresca. Con las frescas se utilizan los tallos y las hojas troceadas. La dejamos hervir durante 40 minutos.

Este preparado podremos conservarlo durante tres semanas en tarros de cristal y al abrigo de la luz.

EXTRACTO DE AJO:

“Allium sativum”, el extracto de ajo se obtiene mediante maceración y prensado de bulbos de ajos.

La decocción de sus bulbos es eficaz contra larvas masticadoras e insectos chupadores, como pulgones.

ajo.jpg

Actúa por ingestión, causando ciertos trastornos digestivos y el insecto deja de alimentarse. En algunos casos causa cierta irritación en la piel de algunas orugas.

Repelente de plagas de insectos, es sistémico de alto espectro, lo que quiere decir es que es absorbido por el sistema vascular de la planta. El cambio de olor natural de la planta evita el ataque de las plagas, las repele. También se utiliza para evitar enfermedades criptogámicas y bacterianas, ahuyenta a los caracoles.

Para utilizarlo, se trituran 100 g de dientes de ajo y se mezclan con ½ litro de agua; se agregan 10 g de jabón no detergente. Se deja reposar durante 24 horas, se filtra y se diluye finalmente en 20 litros de agua.

EXTRACTO DE TOMILLO:

La esencia de tomillo puede contener Timol, Carvacrol que son componentes de muchas esencias de planta aromáticas y por esta razón se considera un elemento importante en muchos preparados antisépticos, antifúngicos y antimicrobiales.

Tiene acción preventiva y curativa en cultivos afectados especialmente por hongos y bacterias.

Una vez aplicado, su aroma puede comportarse como una feromona atrayente ante insectos polinizadores, como las abejas, abejorros, avispas y mariquitas, siendo inocuo el preparado para otros insectos.

NEEM:

El árbol de Neem (Azadirachta indica) es originario de la India, aunque hoy en día se encuentra en muchas zonas debido, a su poder de adaptación a zonas áridas y desérticas. Puede cultivarse en zonas cálidas y semitropicales.

Las cualidades de esté árbol, se conocen desde el sanscrito, tiene aplicaciones en medicina, veterinaria y agricultura ecológica.

El insecticida se obtiene de las semillas. Actúa como gran regulador de la vida del insecto. Actúa por ingestión y contacto. Es eficaz para más de 400 especies de insectos y sirve para desparasitar el ganado y animales domésticos. Es sistemico de amplio espectro, penetra por el sistema vascular de la planta, envenenándola. Es efectivo frente ácaros, trips, mosca blanca, nemátodos, pulgones, cochinilla, etc.

Se puede preparar una solución acuosa; se recogen los frutos y se separa la pulpa de las semillas. Una vez limpias las semillas se machacan bien y se pulverizan sobre las plantas afectadas a razón de 50g de semillas por litro de agua.

No se le conoce toxicidad ni efectos secundarios para las personas ni animales de sangre caliente. Debido a que su principio activo es descompuesto rápidamente por los rayos ultravioletas, se recomienda efectuar su aplicación a últimas horas del día.

ROTENONA:

Insecticida de origen vegetal extraído de la raíz de leguminosas trópicales como la “Derris Ellíptica”. Se utiliza como acaricida, parasiticida y repelente.

Actúa por contacto e ingestión y repelente, sobre el sistema nervioso de los insectos, impidiendo su desarrollo e inhibiendo la respiración celular, causando finalmente parálisis y muerte.

Preparación: se mezclan 10 litros de agua con 50 g de jabón blanco y 1 kilo de polvo de raíces, esta mezcla se deja macerar en un cubo por 1 semana y luego se aplica sobre las plantas.

La molécula de rotenona es degradada en medio alcalino y en presencia de la luz solar, es fotodegradable, por ello la aplicación del producto siempre será al atardecer.

Nunca se efectuarán tratamientos preventivos, sino sólo cuando el nivel de la plaga así lo aconseje.

Especies de insectos que controla, mosca minadora, pulgones, trips, mosca blanca, araña roja, orugas…

ALBAHACA:

Es repelente, insecticida e inhibe el crecimiento. Actúa contra afidios, araña roja, polillas y moscas. Sus hojas, al ser enterradas, liberan las sustancias activas que afectan a las plagas, pueden colocarse alrededor de la planta bien en suelo o maceta. También pueden utilizarse maceradas y disueltas en un poco de aceite etéreo al 2%.

TABACO:

Es insecticida, acaricida y fungicida. Actúa contra ácaros, moscas, trips y mariposas. Para utilizarlo, se mezclan 250g de hojas de tabaco con 30 g de jabón en 4 litros de agua, esta mezcla se hierve durante ½ hora y luego se diluye 1 parte de caldo de tabaco en 4 partes de agua. El producto resultante se riega en suelos o se pulveriza sobre las plantas afectadas. La nicotina, principio activo de esta planta, es uno de los tóxicos más poderosos, por esta razón se recomienda esperar de 5 a 7 días después de su aplicación para recolectar las plantas tratadas. Hay muchos cultivadores que utilizan cigarrillos para hacer este preparado, yo no aconsejaría este uso, ya que de todos es sabido que las grandes empresas tabacaleras emplean productos de toda clase para hacer los jarabes que añaden al tabaco.

TOMATE:

Es repelente y ayuda a evitar el desove de los insectos. Actúa contra la mariposa blanca. Para utilizarlo, se maceran los chupones de las tomateras en agua en proporción (1:1). La mezcla se deja reposar durante 24 horas; luego se filtra y se aplica. En el caso de la mariposa, es recomendable efectuar la aplicación durante el vuelo, ya que esto las irrita y les impide desovar. aplicación durante el vuelo, ya que esto las irrita y les impide desovar.

También se pueden utilizar muchas plantas en forma de infusiones, como por ejemplo: la infusión de hojas de ruda (Ruta Graveolens) con algunas hojas de salvia (Salvia Officinalis), se mezclan, a razón de 200 g por litro de agua, seguidamente una vez se ha enfriado la infusión se pulveriza sobre las plantas, repele eficientemente pulgones e insectos chupadores. Las hojas frescas de lavanda (Lavandula officinalis) pueden ser utilizadas a razón de 300g por litro de agua, en infusión pulverizada sobre las plantas, repele insectos entre ellos a las hormigas. Las flores secas o frescas de manzanilla (Matriarca chamomilla) en infusión (250g por litro de agua), actúa contra enfermedades fúngicas.

En cuanto a los insecticidas vegetales, hay que tener claro, que los preparados contienen principios tóxicos o venenosos –neem, pelitre, rotenona- al igual que la mayoría de plaguicidas, ya sean naturales o sintéticos, son de amplio espectro de acción y matan los insectos beneficiosos del vergel e incluso perjudican a otros animales. La rotenona es dañina para la fauna acuícola y las piretrinas del pelitre atacan el sistema neuronal humano pudiendo provocar dolor de cabeza y aturdimiento o mareos en personas sensibles. Solo utilizaremos estos preparados para los casos estrictamente necesarios.

Fdo: Juanjo Gimeno

FABRICANDO HUMUS DE LOMBRIZ CASERO. EL VERMICOMPOSTADOR.

La materia orgánica es la base de la vida. Por eso, los restos orgánicos no se pueden considerar como desecho sino un recurso valioso para continuar garantizando la fertilidad de la tierra. Con el proceso del compostaje la materia orgánica se convierte en un recurso de gran valor para frenar la desertización y evitar la contaminación de los residuos domésticos.

Una visión del consumo basada en la falta de responsabilidd respecto al entorno ha creado una sociedad derrochadora de materias primas. Explotar las materias primas se ha convertido en una actividad lucrativa en todo el planeta, que ha dejado a un lado toda actividad de recuperación, reutilización o reciclaje de los materiales que se tornan obsoletos o inservibles.

lecho-de-lombrices-(3).jpg

Las lombrices de tierra son las recicladoras propias de la Naturaleza. En el mundo hay cientos de especies, y todas ellas se alimentan de alguna forma de materia orgánica, pero sus preferencias y sus hábitats difieren. Pueden dividirse en dos categorias principales, dependiendo de sus preferencias:

  • Las del compost. Sólo son unas pocas especies. Se las ha llamado atigradas y rojas o de California (Eisenia phoetidia). Viven y se reproducen felices en cualquier ambiente rico en materia orgánica, como el estiércol, el compost, o incluso en un jardín acolchado, donde la humedad y el alimento se mantienen. Esta lombriz devora con avidez los restos de comida vegetales y después de pasar por su tracto intestinal excreta un subproducto que no es otra cosa que materia orgánica fertilizada idónea para abonar la tierra de nuestro jardín, macetas y para germinar las semillas.

  • Las propiamente de la tierra. Estas son las muchas otras que prefieren vivir en un ambiente menos controlado. No prosperan entre los desperdicios de comida, sino que prefieren la tierra y el humus como dieta básica. En un compost a menudo aparecen mucho más tarde que las primeras, cuando ha fermentado largo tiempo.

Es importante asegurarse de utilizar únicamente lombrices del compost, puesto que las otras no funcionarían. Y al revés, no hay que poner lombrices del compost en la tierra, ya que no sobrevivirán cuando ésta se seque. La excepción a esto es un vergel muy acolchado.

El vermicompostero está formado por una bandeja colectora y tres bandejas de trabajo intercambiables con una rejilla en la parte inferior para facilitar el trabajo de las lombrices de compost y para que se puedan escurrir los líquidos de las bandejas superiores hasta la bandeja colectora, en la que va instalado un grifo y por el que se saca el abono líquido, bien para utilizarlo tal cual o para diluirlo en agua. Aquí no hay que poner lombrices, compost ni restos.

Las lombrices se sitúan en la primera bandeja de trabajo, sobre el lecho que se facilita en la compra. Después van comiendo a medida que suben serpenteando a la bandeja de encima, al oler los restos de comida que se han situado allí. Con el tiempo la bandeja de trabajo superior acaba llenándose, y la mayoría de las lombrices se han ido de la primera bandeja de trabajo donde comenzamos. Entonces se puede sacar esta primera bandeja, retirar el rico abono que son los excrementos que contiene, y volverla a poner en la parte de arriba, vacía, lista para empezar a recibir más restos.

Así el ciclo nunca se acaba, y dispondremos de una forma conveniente, natural y eficaz para deshacernos de los restos de comida, mientras nos aseguramos un suministro constante de un abono de gran calidad. El sistema ha sido diseñado para usarse dentro del ciclo de un año y preparado para ubicar en los interiores de casas sin jardín, oficinas, escuelas, etc.

Se aconseja empezar con unas 1000 lombrices adultas (medio kilo), que reconoceremos porque poseen un anillo oscuro que sobresale alrededor de su cuerpo, las cuales comerán aproximadamente un cuarto de kilo de restos de comida al día. En unos pocos meses la población se habrá duplicado y les podremos dar más comida. Claro está que las lombrices jóvenes no comen demasiado hasta que llegan a la etapa adulta. Este ejercicio de reconocer el estado de nuestra población de gusanos pasa saber su ritmo diario de consumo de alimento es una práctica que estimula a la observación. Por ello el vermicompostero es muy útil en una escuela puesto que permite un conjunto de lecciones de diferentes disciplinas desde un punto de vista muy práctico. Lógicamente, como seres vivos que son, las lombrices tienen sus preferencias de temperatura así como de alimentos y la forma con la que se los servimos. Todo ello favorece que el vermicompostero se convierta en un espacio de investigación casera sabiendo que nuestros gusanos trabajan a favor del medio ambiente.

lecho-de-lombrices-(9).jpg

El menú de las lombrices; las lombrices comerán todo lo que ha estado vivo alguna vez: restos de verduras, pieles de fruta y hortalizas, estiércol muy fermentado, hojas y bolsas de té y restos de café, polvo de aspirador y pelo cortado (también de animales), periódicos desmenuzados, hueveras de cartón y cajas de cartón (cuidado con las tintas, por si son tóxicas), cáscaras de huevos machacadas (nos ayudarán a mantener un pH equilibrado). Cuanta más variedad de materiales se utilice, mejores serán los excrementos. Las lombrices no comen los restos de comida ácidos (cebollas, pieles de naranja, tomates) hasta acabar sus alimentos preferidos. Un puñado de cal agrícola, o de conchas trituradas o cenizas de leña cada pocas semana ayuda a equilibrar el efecto de los alimentos ácidos. Para engordar y fortalecer a las lombrices existe esta receta:

  • Pienso para gallina ponedora 50%

  • Harina de trio o maíz 10%

  • Leche en polvo entera 10%

  • Salvado o harina de tripo para pienso 20%

  • Cal agrícola o dolomita en polvo 10%

Mezclar todos los ingredientes y esparcirlos ligeramente sobre los restos de comida una vez a la semana más o menos. Después de algunos meses tendremos lombrices gruesas y vigorosas.

Se alimentan más rápido cuando se han adaptado a la fuente de alimento, o si los restos de comida están aplastados o triturados. Vigilando que la temperatura del vermicompostero esté alrededor de unos 20º C. Mojar el vermicompostero aumenta la producción de abono líquido. Los restos de comida tienen alrededor del 80% de agua, que se libera mientras las lombrices los descomponen, y permanece en el lecho mucho tiempo. Cualquier material seco (estiércol viejo, papel o cartón, etc.) debe mojarse previamente.

Para empezar hay que colocar las lombrices junto al lecho en la primera bandeja. Se pone un disco de cartón o unas hojas de periódico, para evitar que caiga el lecho. Éste se distribuye uniformemente por encima, hasta cubrir aproximadamente las nervaduras de plástico (5 cm de altura) del interior de la bandeja de trabajo. Entonces hay que esparcir las lombrices encima. No les gusta la luz directa, así que para impulsar el proceso de instalación, conviene dejarlo destapado un momento, hasta que ya no se vea las lombrices. Luego se puede cubrir todo con un disco de cartón o con un tejido de arpillera (tela de saco) mojado, o con papel de periódico húmedo, para mantener la humedad. Si con el lecho se sobrepasa las nervaduras, entonces ya es un buen comienzo y se puede colocar la siguiente bandeja de trabajo, hay que retirar la cubierta húmeda de la primera bandeja de trabajo y colocar la segunda encima, de forma que su base toque el material del lecho. Se pone un par de puñados de restos de comida de la cocina en esta segunda bandeja y se vuelve a colocar la cubierta húmeda sobre la comida.

vermicompostador-vacio-(8).jpg

La alimentación se dosifica para mantener la proporción de lombrices justo por delante del consumo de comida. Cuando la población aumente, consumirá más comida. No hay que alimentar demasiado a las lombrices. Como guía, no se debe mantener más de 2 ó 3 cm de comida sobre la mitad de la superficie de la bandeja de trabajo.

Cuando las lombrices con sus excrementos han superado en la segunda bandeja de trabajo (Piso 3) al menos 2 ó 3 cm sobre las nervaduras del interior de la bandeja, hay que retirar la cubierta y colocar la tercera bandeja de trabajo (Piso 4) sobre la segunda, y volver a colocar la cubierta húmeda en el ahora vacío Piso 4, preparado para aceptar más restos de comida. Este proceso puede durar varios meses. Cuando la tercera bandeja de trabajo se llena por encima de las nervaduras de plástico con los excrementos de las lombrices. Al alcanzar esta fase, la mayoría de las lombrices estarán en el Piso 4 o en el inferior. Entonces se toma la primera bandeja de trabajo (que no debería de tener apenas lombrices en ella) y sus ricos excrementos de lombriz sirven ya para abonar nuestras parcelas. Una vez vaciada esta primera bandeja de trabajo (Piso 2) se coloca en la parte de arriba comenzando un nuevo Piso 4, y ya se puede empezar a añadir restos para volver a repetir el proceso completo. Al usar las bandejas de trabajo superiores (Pisos 3 y 4), no es necesario poner más lechos, como se hizo al principio. La razón es que las lombrices realizarán su propio lecho mientras progresan hacia arriba. Cuando se añade el Piso 4, las lombrices estarán comiendo en su entorno vital preferido el Piso 3. A medida que el Piso 4 se va llenando con los excrementos, las lombrices migrarán a esta bandeja. Si por alguna razón permanecen algunas en el Piso 2 cuando esté preparado para sacarla, simplemente hay que recogerlas con mucho mimo con los dedos y devolverlas al compostero.

Lo más importante que conseguimos con el vermicompostero es adoptar el hábito de no tirar a la basura materiales que pueden reciclarse. Con este gesto contribuimos a prolongar la vida del vertedero local puesto que reducimos la cantidad de nuestras basuras. En definitiva, un pequeño gran artilugio práctico para habituarse a reciclar, a saber tratar nuestras propias basuras y a conocer a unos gusanos que colaborarán en nuestra vida cotidiana a favor de una vida más ecológica.

BIBLIOGRAFIA UTILIZADA

¡Ponga un vermicompostero en su vida! Álvaro Altés. Revista de Agricultura Ecológica. SAVIA nº 3 1996.

Fdo: Juanjo Gimeno

¿CULTIVO NATURAL EN INTERIOR?

¿CULTIVO NATURAL EN INTERIOR?

Hasta la fecha de hoy nunca os habia hablado sobre cultivo de interior, y voy a contaros la razón; para mí está bien claro, no podemos hablar de cultivo ecológico cuando hablamos de cultivo interior, por muchas motivos como por ejemplo: el uso de luces artificiales, el cultivar dentro de una habitacion sin contacto alguno con la vida del exterior alejadas totalmente del contacto con la naturaleza, ya son grandes motivos…

El cultivo de interior no se puede llamar cultivo ecológico, yo lo veo como si fuera un cultivo con químicos ya que se dopa a las plantas de la misma manera, con la diferencia de que los productos utilizados son de origen orgánico en el caso del ecológico, la única etiqueta que veo que se le puede poner es el de cultivo “al natural” y lo de entrecomillas es porque todos sabemos que tampoco es un cultivo natural, es totalmente artificial, si que podemos ser menos agresivos con el medio ambiente y con nuestra salud al utilizar productos naturales en vez de químicos pero la forma de cultivar va a ser la misma, en ambos casos no vas a parar de aportar nutrientes a las macetas, si lo que quieres obtener es marihuana de alta calidad, dicho esto espero que no hayan confusiones de lo que es cultivo interior “natural”.

En esta ocasión vamos a visitar a un gran cultivador, profesional donde los haya, un estudioso del cultivo sin químicos de lo más meticuloso que he conocido, para mi es un placer el poder compartir con él toda su sabiduria y el poder haceros llegar a vosotros una magia nueva que puede que os haga magos de nuevo, bienvenidos al jardín de la magia. También os tengo que decir, que en el momento de mi visita al jardín, las plantas llevaban 12 días en floración, nos hubiera gustado llegar en plena floración pero esta vez no ha podido ser.

Voy a empezar con una pequeña descripción de las salas de cultivo: la habitación donde se halla, mide unos 5 metros de largo por otros 5 de ancho, esta dividida en dos fases, una para el crecimiento y otra para la floración, la sala de crecimiento funciona con 400W. de halogeluro metálico con un cooltube, en la sala de floración trabaja con cuatro equipos de 400W, dos de ellos con bombillas para crecimiento y floración, y los otros dos con dos bombillas de floración. Para autoventilar las salas utiliza dos extractores de 500 m3/h para entrar aire y otros dos extractores de las mismas características para sacar el aire, también pone en marcha de vez en cuando sobre todo cuando las temperaturas suben, un aparato de aire acondicionado de 3000 frigorias. Mantiene una húmedad y una temperatura constante, la temperatura siempre esta entre 24º y 26º; y la húmedad, en crecimiento entre un 55%-60%, en floración baja a 40%-55%.

Cultivo-magic-028.jpg

Este cultivador empieza siempre trabajando con semillas, me comenta que utiliza el calendario lunar para siembras, esquejar, transplantar y cosechar. Una vez germina las semillas, las transplanta a macetas de 1litro con un sustrato a base de turbas de alta calidad y un 20% de perlita las deja creciendo durante 15 días, de ahí las transplanta a una maceta de 3l. aqui prepara una mezcla a base de 1/3 de fibra de coco, turba rubia y negra un 15% de humus de lombriz y 1 gramo por litro de dolomita calcica, un día antes de transplantar de una maceta a otra les aplica un riego de un bioestimulante de raíces hecho a base de algas, compuesto por las siguientes algas; Ascophyllum nodosum, fucus serratus, laminaria hypoborea y laminaria digitata. Una vez transcurren 20 días desde el transplante hace una selección de las plantas más vigorosas y las transplanta a una maceta de 12l. cuyo sustrato consiste en 1/3 de fibra de coco, turbas rubia y negra, un 15% de humus de lombriz, una pizca de gallinaza bien descompuesta, harina de huesos, harina de sangre, dolomita cálcica, cuero torrefacto de animales muy rico en nitrógeno y 1% de torta de neem como preventivo, como veis es una mezcla explosiva y hay que saber mezclar muy bien los materiales si no queremos perder toda la cosecha, se mantienen las plantas en la maceta de 12l. hasta que han transcurrido dos meses desde que se germinó la planta o en su defecto hasta que se cosecha la sala de floración, es en este momento cuando esqueja las plantas al máximo, y las transplanta a macetas de 22l., para estas macetas prepara un sustrato más cargado de nutrientes, utiliza lo mismo que antes solo que aumenta en un 25% el humus de lombriz, añade tambien el cuero torrefacto de animal, harina de hueso, alga litothame, dolomita calcica, roca fosfórica, ajo en polvo y 20ml de micorrizas por planta.

Cuando cambia a esta maceta de 22l. aún continua durante 10 días en 18 horas o lo que es lo mismo les da crecimiento durante 10 días más, una vez transcurrido este tiempo las pasa todas a floración (12 horas).

Cultivo-magic-flor-024.jpg

En cuanto abonos líquidos se refiere, utiliza un sin fin de productos, todos de origen natural, y algunos de ellos con los sellos de Agricultura Ecológica. Comenta que le ha costado mucho el poder haber sacado las mezclas exactas para sacar marihuana de alta calidad, muchas son las cosechas que ha perdido hasta que dio en el clavo. En crecimiento en las macetas de 1l. tan solo les aplica una vez foliarmente el bioestimulante a base de algas y una aplicación foliar de kelpo, este producto lo utiliza durante el crecimiento y la floración cada 15 días, en las macetas de 3l. les aplica un riego de emulsión de pescado y a la semana otro riego con un bioestimulante para el crecimiento, fabricado a base de descompuestos vegetales rico en materia orgánica, ácidos húmicos y ácidos fúlvicos y una gran cantidad de aminoácidos, cuando pasa a las macetas de 12l los riegos son más frecuentes y las riega dos veces con la emulsión de pescado, dos veces el bioestimulante de crecimiento y una vez con humus líquido de lombriz. A los dos meses más o menos cuando las transplanta a las macetas de 22l. los primeros 10 días que aun siguen en crecimiento solo las riega con agua con la excepción de si ve alguna planta que le pida comida, al cambiar el fotoperiodo a 12 horas les aplica un riego con un bioestimulante de floración hecho a base de algas, cada tres días las abona intercalando dos productos distintos uno es un bioestimulante de floración de descompuestos vegetales y el otro esta fabricado por concentración de los componentes naturales de la uva que no son utilizados en el proceso de elaboración del vino es un producto muy rico sobretodo en potasio y nitrógeno. A los 25 días de floración deja de aplicarles el bioestimulante vegetal de floración y continua con las algas de floración y el abono derivado de la uva, a los 40 días deja de abonar con estos dos productos y les añade cada 5 días hasta la última semana una enmienda orgánica, que es materia orgánica líquida concentrado de extractos vegetales con alta concentración de potasio y aminoácidos, la última semana solo las riega con agua. Cosecha cada 58-60 días con las variedades que viene trabajando ultimamente. No tiene problemas con plagas de ningun tipo, puede que tenga alguna visita de ejemplares sueltos de mosca blanca o araña roja pero sin llegar a ser una plaga.

Fdo: Juanjo Gimeno

SANIDAD ECOLÓGICA; SPODOPTERA EXIGUA

SANIDAD ECOLÓGICA; SPODOPTERA EXIGUA

“Ni el pasado ni el futuro pueden lastimarnos, sólo el presente tiene valor en nuestras vidas…”

Durante todo este tiempo siempre he realzado la importancia de conservar y promover la biodiversidad, cuanto más variedades de seres (de cultivos, de insectos, de vida microbiana en el suelo), más difícil lo tendrán los patógenos para instalarse en la planta y parasitarla. Nosotros los que practicamos una cannabicultura más ecológica, más natural, más acorde con el medio que nos rodea o como queráis llamarla, no tenemos la misma visión de control de los patógenos que la que tienen los que practican una forma de cultivar más convencional. En primer lugar lo que hacemos es tratar de averiguar las causas de tales desequilibrios, previniendo más que curando, en lugar de pretender eliminar los síntomas a cualquier precio como la agricultura química. Hay veces que lo mejor es no hacer nada, no intervenir que sea la propia naturaleza la que siga su curso y aprender con la observación, hacer anotaciones sobre los estadios de las plagas y saber si llegan a afectarnos los cultivos o simplemente desaparecen por si solas cuando llegan a un estadio adulto en el cual ya no se alimentan de la planta, todos estos datos nos ayudaran para sucesivos cultivos. Nuestro cultivo es un ecosistema abierto donde todos los factores integrantes (desde el hombre hasta el insecto) interaccionan entre sí en un cambiante equilibrio. Cualquier modificación que nosotros hagamos, va a influir en el posterior desarrollo del mismo.

orugas.jpg

Los factores naturales junto con los que nosotros introducimos, son los que influyen en la sensibilidad de las plantas frente a los fitófagos que constituyen las plagas y enfermedades. Por ello, antes de iniciar un cultivo en una zona concreta, deberemos tener en cuenta todos estos elementos para después no tener que arrepentirnos, o depender de la química para mantener una planta enferma.

Hay que tener en cuenta que lejos de ser motivo de peligro, el parásito y el depredador cumplen perfectamente su función reguladora dentro del agroecosistema.

El control biológico natural de los patógenos, es realizado por todos aquellos seres vivos que impiden de una u otra forma que los patógenos dañen a las plantas. Entre ello contamos con los propios fitófagos que crean fenómenos de competencia, microorganismos que atacan a los fitófagos, artrópodos entomófagos, o animales superiores. Todos mantienen una regulación de los organismos que se nutren de nuestras plantas: insectos, roedores, etc. Recordemos el delicado entramado que existe entre todos los componentes del ecosistema.

Este mes vamos a conocer un poco más el ciclo de vida y como mantener a estos hambrientos lejos de nuestras plantitas, vamos ha hablar de la Spodoptera exigua conocida en la región de Levante por los ya muchos cannabicultores que han sufrido su visita en más de una ocasión como “el vampiro del cogollo”.

Pertenece a la familia de los Noctuidae, ubicada dentro del orden Lepidóptera, abarca un toral de 20.000 especies y se caracterizan porque sus adultos vuelan de noche y son de colores grisáceos u oscuros. Las especies de esta familia tienen unas características que influyen en su importancia económica en los cultivos:

  • Son especies plaga muy polífagas, atacan a cualquier tipo de cultivo herbáceo, las he llegado a encontrar deborando ejemplares de San Pedro (Trichocereus pachanoi).

  • Presentan una tendencia al comportamiento gregario, los estados inmaduros tienen tendencia a vivir en gran número sobre la misma planta.

  • Existen bastantes especies migratorias, emigran en determinadas épocas del año y aparecen de forma masiva en el cultivo, causando daños mayores que si fuera apareciendo de forma escalonada.

Los noctuidos pasan por cuatro estadios vitales: huevo, larva u oruga, pupa y adulto. Los adultos ponen los huevos sobre las hojas, paredes y otros lugares del cultivo, normalmente en grupos, pero a veces separados. El número de huevos varía de unas pocas docenas a más de cien, e incluso varios miles por hembra en el caso de algunas especies.

La larva es una oruga, con una cabeza bien desarrollada y mandíbulas fuertes, tres pares de patas verdaderas en la parte anterior del cuerpo y usualmente cinco pares de patas falsas en la parte distal. En el extremo de las patas falsas hay unos pequeños ganchos, mediante los cuales la oruga puede asirse con seguridad.

Algunas orugas viven en flores, semillas en desarrollo, tallos o raíces, pero la mayoría de ellas comen hojas y emplean sus fuertes mandíbulas para roerlas hasta la vigorosa vena central, otras roen el tallo de los cogollos, impidiendo que llegue la savia a la parte superior, por ello se desecan los cogollos. Las orugas comen continuadamente excepto cuando están mudando. Crecen rápidamente, y pueden mudar entre tres y nueve veces, aunque la mayoría lo hace cuatro o cinco.

Cuando la oruga se ha desarrollado completamente, deja de comer y busca un lugar para pupar. Cuando la oruga encuentra el lugar apropiado empieza a secretar hilos de seda por sus glándulas hilanderas. Moviendo la cabeza y el cuerpo de un lado a otro, teje un capullo a su alrededor. De este capullo emergerá posteriormente el adulto.

Las dos especies de este género que suelen pasar a visitarnos y que a la vez causan daños en nuestros cultivos son: Spodoptera exigua y Spodoptera littoralis. Sin emgargo, la incidencia de la segunda especie en la marihuana es baja.

Spodoptera exigua también conocida por los nombres comunes de rosquilla verde o gardama, gusano soldado. En la actualidad se distribuye por África, Sur de Europa, India y Sur de Asia, Japón, Australia, Estados Unidos y Canada.

Esta especie ha ido incrementando sus daños en nuestros cultivos en los últimos años. Esto puede deberse a la aparición de resistencias en las poblaciones de la plaga como consecuencia de la utilización de plaguicidas contra otras especies plagas en los cultivos.

Los daños en las plantas son causados por las larvas de cualquier edad, la hembra deposita los huevos en plantones en el envés de las hojas y sobre las hojas bajas muy cerca del suelo, las protege con escamas del abdomen. Las larvas eclosionan y suelen atacar las partes altas más tiernas de la planta, normalmente se suelen encontrar enrolladas en las puntas de las ramas aunque en ocasiones también se alojan en mitad de las ramas. Cuando la larva alcanza su máximo desarrollo, baja al suelo, construye un capullo terroso y tiene lugar la pupa, de donde emergerá el adulto tras la metamorfosis.

La duración de cada estadio de Spodoptera exigua es el siguiente:

  • Huevo: 2-9 días

  • Larva: 12-28 días

  • Pupa: 6-18 días

  • Desarrollo: 20-55 días

  • Longevidad adulto: 10 días

  • Tiempo de generación: 30-65 días

  • Número de generaciones: 3-6 (zonas frías 3 y zonas costeras 6)

Spodoptera exigua no tiene diapausa, emigra del norte de África, por corrientes del Atlántico llega al sur de Inglaterra. En España desaparece en zonas frías pero en la zona de Almería se ha hecho sedentaría, estando presente todo el año. Los máximos de vuelo de los adultos, en Almería, se presentan todo el año, siendo mayores en Junio-Julio. En zonas del interior el primer máximo es en los meses de Abril-Mayo, pudiendo existir un 2º máximo en Junio-Julio, y según las condiciones climáticas puede existir una tercera generación entre Septiembre y Octubre.

orugas-(2).jpg

Es una especie polífaga, el número de especies vegetales cultivadas que pueden ser atacadas por esta especie plaga es bastante elevado, 60 especies pertenecientes a 23 familias distintas. Igualmente el número de especies de malas hierbas y plantas espontáneas sobre las que puede alimentarse es alto y corresponde a un total de 31 familias botánicas. Dentro de las especies cultivadas destacan los cultivos herbáceos extensivos y hortícolas.

Los daños producidos por esta larva de lepidoptero se debe a la alimentación de las larvas en hojas, y tallos desde el momento de su eclosión, los daños en si consisten en agujeros superficiales o comeduras que los marcan, pudiendo llegar a pudrirse, bien debido a la falta de savia que no puede subir o a que estos animalitos a la vez que van comiendo van defecando y estas excreciones cuando se humedecen con el rocío de las mañanas fermentan, pudriendo todo lo que tocan, los cogollos que hayan sido afectados por orugas no deben fumarse es mejor deshacerse de ellos.

En cuanto a técnicas de lucha y métodos preventivos, podemos colocar mallas encima de las plantas para así dificultar la llegada de los adultos, las trampas con feromonas no son muy aconsejables en el caso de nuestros cultivos, ya que estas trampas solo atraen a adultos machos, y son las hembras las que depositan los huevos, con lo que no adelantaríamos demasiado la faena, debido a que las feromonas son algo caras y no nos llega a solventar el problema.

Dentro de los enemigos naturales podemos encontrar algunos depredadores, parásitos y patógenos eficaces en el control de lepidópteros plaga. Como depredadores encontramos: – Chrysopa carnea

– Coccinella septempunctata L.

– Orius spp.

En cuanto a parásitos, solo destacan dos especies de icneumónidos, Hyposopter didymator (Thumb.) y Sinophorus sp., pero con porcentajes muy bajos de parasitismo. Como patógenos es de destacar la presencia de una cepa de un baculovirus entomopatógeno que infecta larvas de S. exigua. Este virus es el VPNSE o “virus de la poliedrosis nuclear de S. exigua”.

El enemigo natural más conocido y eficaz para el control de mariposas y polillas es el Bacilus thuringiensis var. Kurstaki. Actualmente esta bacteria se comercializa como insecticida biológico. El B. thuringiensis, funciona solo si lo ingiere activamente la oruga. Las larvas jóvenes son más susceptibles a la bacteria, ya que las adultas deben ingerir más material para que sean afectadas, y los huevos y los adultos nunca lo son. Unas horas después de que la larva ingiera la bacteria, deja de comer y cesa el daño sobre la planta. La bacteria produce esporas y cristales de proteína en el intestino de la larva, lo que impide su alimentación y por tanto la muerte. Normalmente la oruga muere a los dos o cinco días y los especimenes paralizados y muertos cuelgan de las hojas por sus patas delanteras y se desintegran lentamente, tras lo cual caen al suelo.

las-gallinas-labradoras-029.jpg

Tenemos que tener claro que lo mejor que podemos hacer es llevar a cabo una cannabicultura preventiva, tenemos que ir actuando antes de que un simple grupo de insectos se convierta en una verdadera plaga, para el uso del Bacilus thuringiensis hay que empezar a utilizarlo en cuanto veamos la primera larva y seguir utilizándolo cada diez o quince días, también se puede revisar los cogollos de uno en uno para ir encontrando las orugas, aunque en plantas grandes parece es casi imposible el llegar a revisar toda la planta. Este mes os animo a que observéis bien todo lo que pasa alrededor de vuestras plantas, las plagas siempre tienen un motivo para aparecer, hay que intentar averiguar cual es el motivo y sanarlo para sucesivas ocasiones.

Fdo. Juanjo Gimeno “Luna Solar Roja”

Bibliografía utilizada:

INFORME DE MANEJO DE LEPIDOPTEROS PLAGA (abcAgro.com)

SANIDAD ECOLÓGICA EN CULTIVOS MEDITERRÁNEOS (Alfons Domínguez i Gento)