EL TOMILLO, UN FUNGICIDA Y BACTERICIDA AL ALCANCE DE TODOS.

¿Quién no ha probado alguna vez una infusión de tomillo? Normalmente, el tomillo se emplea en el campo de la medicina como un eficaz tónico que fortalece el sistema inmunitario, actuando de manera eficiente para mitigar episodios de bronquitis, tos y asma. También es aplicado en inhaladores antisépticos, inflamación de encías y emulsines para quemaduras solares. Además es utilizado para realizar tratamientos de aromaterapia y varios productos alimenticios, tales como sopas deshidratadas, conservas, aceites y vinagres. Esta planta medicinal se utiliza desde hace muchos siglos atrás, siendo cultivada casi por tracición en jardines y huertas. Algunos usos populares lo recomiendan para el estómago (atonía), contra dolores de cabeza, en casos de reumatismo y gota (en baños).

Dado que su esencia es altamente irritante, no es aconsejable aplicar dosis concentradas si hay heridas abiertas. Su sabor es altamente amargo, a la vez que es astringente, tónica y estimulante, siendo utilizado con regularidad como condimento casero.El tomillo posee un alto poder antibacteriano, que sirve para la prevención del desarrollo de microorganismos, y que no deja rastros químicos en el organismo receptor.

Es llamado vulgarmente con el nombre de Tomillo, su nombre científico es Thymus vulgaris L., pertenece a la familia de las Labiadas. Su hábitat preferido es en los bordes de los caminos secos, alrededor de matojos y en pleno monte, especialmente en zonas que dan al sur. Es una mata perenne aromática de hasta 30 cm de altura, sus tallos son leñosos y grisáceos. Hojas lanceoladas u ovadas, enteras, pecioladas, con el envés cubierto de vellosidad blanquecina y con el contorno girado hacia adentro. Flores rosadas y blancas, con la corola de labio superior escotada y el inferior dividido en tres lóbulos, cáliz rojizo y aterciopelado.Sus componentes activos son: Ácidos; ácido oleico, palmítico, nicótico y linoleico (planta), Ácido ascórbico (hojas). Aceites esenciales; timol, anetol y borneol (hojas), carvacrol y ceneol (toda la planta). Aminoácidos; cistina, valina, glicina, isoleucina (planta). Metales y minerales; aluminio, calcio, cobalto y magnesio (hojas), hierro (planta).

dos-especies-de-tomillos-(2.jpg

Las propiedades medicinales del tomillo son muy amplias, es digestiva, carminativa, antipútrida, es buena para la anemia debido a su riqueza en hierro, antiséptica, pectoral, expectorante, emenagogo, antirreumático, es un relajante y somnífero muy suave. Via externa se utiliza para los dolores masajeando las zonas afectadas, para las uñas, tiene propiedades antisudoríficas y bacteriostáticas, para su uso bucal haciendo gargarismos, cicatrizante. Otros usos es un aromatizante en la cocina, le da un toque típico de sabor en los platos que es utilizada. Repelente de mosquitos se pone cerca de las ventanas de las casas.

Toxicidad, en dosis normales su uso no tiene toxicidad alguna. Se debe vigilar, sin embargo cuando se hace uso del aceite esencial, que no debe utlizarse nunca en casos de embarazo, úlcera o problemas cardíacos. Un uso elevado del aceite, por su contenido en timol, puede producir hipertiroidismo o intoxicación, por irritación del aparato digestivo.Se recolecta y se conservan las hojas y sumidades floridas, se recogen en primavera. Primero se secan a la sombra en ramilletes y luego se pueden guardas en recipientes de vidrio bien cerrados.

Un poco de historia, los antiguos egipcios utilizaban esta hierba en los embalsamientos. Los griegos la utilizaban en sus baños y la quemaban como incienso en sus templos. Se cree que su extensión por toda Europa, se debe a los romanos y el uso que de él hacian para purificar sus viviendas. En la Edad Media, las mujeres frecuentemente daban a sus caballeros y a los guerreros regalos en los que incluían hojas de tomillo, ya que creían que con esto aumentaban el coraje del portador. El tomillo también se usaba como incienso en los funerales y se ponia también en el ataúd con lo que suponian asegurar un buen transito a la próxima vida. Antiguamente también era conocido como el antibiótico de los pobres.dos-especies-de-tomillos-(3.jpg

El género posee cerca de 350 especies, entre ellas: Thymus adamovicii, Thymus bracteosus, Thymus broussonetii, Thymus caespititus, Thymus capitellatus, Thymus carnosus, Thymus cephalotus, Thymus cherlerioides, Thymus ciliatus, Thymus cilicicus, Thymus cimicinus, Thymus comosus, Thymus comptus, Thymus doerfleri, Thymus glabrescens, Thymus herba-baraona, Thymus hirsutus, Thymus hyemalis, Thymus integer, Thymus lanuginosus, Thymus leucotrichus, Thymus longicaulis, Thymus longiflorus, Thymus mastichina, Thymus membranaceus, Thymus montanus, Thymus moroderi, Thymus nummularis, Thymus odoratissimus, Thymus pallasianus, Thymus pannaonicus, Thymus praecox, Thymus pseudolanuginosus, Thymus pulegioides, Thymus quinquecostatus, Thymus richardii, Thymus serpyllum, Thymus striatus, Thymus thracicus, Thymus vulgaris, Thymus zygis, y un largo etc.A nosotros de todos ellos el que nos interesa es la esencia del tomillo rojo (Thymus zigis) su composición puede ser muy variable, dependiendo su calidad de factores ambientales, climáticos y genéticos. En general la esencia procedente de terrenos muy soleados y a baja altitud, poseen mayor cantidad y calidad de esencia, sobre todo en lo referente a los constituyentes activos principales, que son los fenoles Timol y su isómero Carvacrol, si bien en otros casos, tenemos plantas con esencias, con abundantes porcentajes de precursores biosintéticos como son el Gamma Terpineno y el P-Cimeno. Cuando paseamos por el campo podemos observar cuando tocamos con la mano una planta determinada de tomillo y nos acercamos la mano a las fosas nasales y advertimos las diferentes intensidades en lo que se refieren los aromas y habremos dicho más de una vez, éste si que tiene un olor intenso si lo comparamos con otros que hayamos olido. El contenido en componentes ligeros (Terpenos) suele localizarse más hacia las hojas que en los tallos y lo inverso sucede con los fenoles, más pesados, que tienden a concentrarse en los tallos. En concreto se considera una esencia de tomillo rojo, como de buena calidad, si el contenido fenólico es del orden del 40% o mayor, pero se encuentran esencias de tomillo rojo de muy pobre contenido, en torno al 5% o muy alto, en torno al 60%.El Timol natural es un componente de muchas esencias de plantas aromáticas y por esta razón se considera un elemento importante en muchos preparados antisépticos, antifúngicos y antimicrobiales. Similares características presenta el Carvacrol, isómero del timol, que se encuentra en algunas variedades de tomillos españoles.La esencia de tomillo rojo, al ser completamente natural, así como el método de extracción a base de vapor de agua no presenta ningún inconveniente como producto ecológico, ya que las posibilidades de intoxicación para personas y animales superirores son nulas, dada la cantidad que habrían de ingerir directamente para provocar una complicación. Está esencia se puede obtener si tenemos un alambique y sino en ocasiones mediante infusiones también llega a ser efectivo frente a ciertos hongos patógenos, bacterias, orugas y como repelente de hormigas.

flores-variadas.jpg

Una vez aplicado en las plantas su plazo de seguridad es de una semana, siempre que diluyamos bien el producto y sigamos las precauciones más básicas, este plazo tiene que tenerse en cuenta si es un producto comercial, no en el caso de infusiones o decocciones. Existen en el mercado varias casas que ya lo venden preparado para utilizar sobre las plantas.El citrál, geraniol y linalool, son algunas de las moléculas que se encuentran en ciertas variedades de tomillo de nuestro país, estas moléculas han sido objeto de intensa investigación perfumística por su agradable aroma. Más últimamente se está investigando las posibilidades de estas moléculas para aditivos del tipo de las feromonas, que tienen la capacidad de atraer a las abejas y otros insectos polinizadores, lo cual reforzaría, si cabe, el atractivo de la esencia de tomillo enriquecida con este tipo de componentes de los aceites esenciales de tomillo, toda vez que la propia esencia de tomillo no se puede considerar tóxica en insectos de tipo de abejas, abejorros y mariquitas o, en todo caso, lo seria en grado muy pequeño.Tiene acción preventiva y curativa en cultivos afectados especialmente por hongos y bacterias. En los vegetales reduce la carga fungicida y bactericida a niveles mínimos para obtener productos de calidad. La actividad iónica del extracto le permite penetrar la pared celular de los microorganismos y destruirlos sin afectar a la planta en general. Es aconsejable utilizarlo en toda la fase del cultivo sobre todo en zonas donde hay mucha húmedad y en las últimas fases del cultivo antes de la cosecha que es cuando aparecen las lluvias y hay un exceso de húmedad en el ambiente, para evitarnos asi problemas de pudredumbre de cogollos.No ocasiona problemas medioambientales, no es tóxico a peces, abejas y aves. JUANJO GIMENO

Un pensamiento en “EL TOMILLO, UN FUNGICIDA Y BACTERICIDA AL ALCANCE DE TODOS.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>