Archivos de la categoría fertilizantes

Cultivo ecológico de cannabis sin complicaciones

El cannabis 100 % natural ofrece un sabor y unas propiedades superiores con relación a uno que ha sido cultivado con ayuda de químicos. ¿Piensas que es difícil lograr un cultivo ecologico de cannabis?
En este post te indicamos los trucos y las mejores prácticas que debes implementar para que obtengas un cannabis natural de sabor intenso y con óptima calidad.

¿Dónde cultivarlo?

 

El espacio de cultivo dependerá tus posibilidades. Si tienes un jardín, puedes cultivar esta planta junto a otras. De esta forma, lograrás un equilibrio natural, aunque sea potenciando una reducida biodiversidad, que de todas formas aportará un grano de arena al medio ambiente.
En el exterior, la planta recibirá las dosis adecuadas de luz solar, que son ideales para su desarrollo. Si no posees un jardín, no hay problema, porque el cannabis se adapta al cultivo en terrazas. ¿No tienes jardín ni terraza? Entonces opta por cultivar en interior, pero ten en cuenta que las plantas crecerán bajo luces, así que elige focos LED para ahorrar energía.

¿Cuándo sembrar?

 

Lo maravilloso de esta planta es que se adapta a muchas latitudes y climas, aunque algunas variedades requieren condiciones particulares.
Si vives en la Península Ibérica, sembrarás durante los meses de marzo a junio, y si te encuentras en Canarias podrás sembrar de marzo a junio, o de septiembre a noviembre.

Los sustratos ideales

 

El cannabis no requiere un tipo de tierra especial, pero sí es importante suministrar los nutrientes necesarios al suelo, porque de ellos dependerá que tu cultivo sea 100 % orgánico.
Durante la fase de germinación y primeras semanas de crecimiento no es necesario añadir abonos ni estimuladores de crecimiento. Tan solo debes regar con agua limpia a la que previamente agregarás unas gotas de zumo de limón, para que tenga un nivel de acidez óptimo. Si observas que tus plantas necesitan ayuda para crecer, entonces prepara agua rica en auxinas, la cual se obtiene de la germinación de lentejas.
Al comenzar la floración puedes añadir humus de lombriz, té de cáscara de plátano o excremento de murciélago, los cuales aportan potasio y fósforo.
También considera enriquecer el suelo con compost, o previo a la siembra, haber plantado leguminosas o tréboles que aportan nitrógeno a la tierra a través de sus raíces.

Uso de insecticidas y repelentes ecológicos

 

Notarás que muchos insectos suelen sentirse atraídos hacia tus plantas, así que será hora de que emplees un tratamiento natural. Entre las sustancias orgánicas, unas gotas de extracto de tomillo rojo o cola de caballodiluidas en un litro de agua y pulverizadas sobre el cannabis ayudará a eliminarlos.

Siguiendo estas prácticas conseguirás un cultivo ecologico de cannabis sano, hermoso y bien curado.

Las increíbles prestaciones del abono verde o sideral

En Ecomaria consideramos importante que conozcas los beneficios de un buen abono para tu suelo. Mejora la productividad y fertilidad del suelo por medio de comprar abonos verdes o siderales. Contrario a lo que algunos creen, no estamos hablando de una técnica nueva. Desde hace más de dos mil años, los griegos recurrían a ella. Lo que sí es cierto, es que el bajo precio abonos verdes o siderales y su efectividad han contribuido a su auge en tiempos recientes. ¿Te gustaría saber en qué consiste dicho procedimiento? Sigue leyendo para averiguarlo.

Se conoce como abono verde a las plantas que se siembran junto con los árboles, poco antes de que den fruto y entre las cosechas de dos cultivos principales. Una vez que son cortadas, se tritufertilizantesran y se ponen a secar durante unas dos semanas para, finalmente, incorporarlas a la tierra.

Tipos de abono verde

Existen tres especies de plantas que se emplean como abono sideralleguminosas como las habas, las judías, los guisantes y los altramuces; gramíneas como la cebada, la avena y el centeno; y crucíferas como el nabo forrajero, la remolacha roja Eckendorf, la colza y la mostaza blanca.

Para que un vegetal pueda ser considerado como un abono verde efectivo debe de cumplir con ciertas condiciones. Tiene que arraigarse en el suelo con facilidad, crecer rápidamente, cubrir buena parte de la superficie, descomponerse de manera gradual y producir una gran cantidad de biomasa. Y por supuesto, deben resultar beneficiosos para la tierra y para los cultivos que acompañan. Veamos cuáles son sus principales aportaciones.

Ventajas de utilizar abono sideral

Mayor fijación del nitrógeno. Gracias a su asociación simbiótica con las bacterias, las raíces de algunas plantas adquieren la capacidad de fijar el nitrógeno atmosférico. Tal es el caso de las que son usadas como abono verde. De esta manera, se garantiza que el suelo dispondrá de una cantidad adecuada de este elemento químico tan esencial para cualquier cultivo.

Retención de la humedad. Las raíces y las hojas de las variedades usadas como abono sideral contribuyen a conservar el agua procedente la lluvia y de los sistemas de irrigación. Como los rayos del sol no inciden directamente sobe el suelo, la pérdida de humedad de la tierra, resultado de la evaporación, se reduce al mínimo.

Protección contra la erosión. Cuando el suelo permanece sin vegetación por un tiempo, está a merced de los embates del viento y la lluvia. En el peor de los casos, puede convertirse en un terreno estéril. El abono verdeimpide que la tierra quede expuesta, protegiéndola de la erosión.

Detiene el crecimiento de la maleza. Después de la cosecha, la hierba puede extenderse rápidamente por el terreno que antes ocupaba el cultivo. Plantar abono sideral tan pronto como sea posible impide el avance de la maleza.

Mantiene las plagas bajo control. El abono verde favorece el crecimiento de poblaciones benéficas para el cultivo. La competencia por los recursos, la depredación y el parasitismo impiden que los organismos nocivos se extiendan de manera indiscriminada.

El asequible precio abonos verdes o siderales lo convierten en una excelente inversión para tu cultivo. Seguramente encontrarás una planta que se adapte a las condiciones climáticas del lugar, a las condiciones del terreno y a tus necesidades particulares. Te invitamos a comprar abonos verdes o siderales para que compruebes sus magníficas propiedades por ti mismo. Por otro lado, también puedes confiar en otros tipos de fertilizantes para el cultivo del cannabis ya sean químicos, minerales o naturales.